10 tips para comer saludable con bajo presupuesto

Ideas para que descubras que, si haces la prueba, gastarás mucho menos sin descuidar la calidad de tu alimentación.

«Comer sano es caro». Escucho muchísimo esa frase. Y debo decirte que todo depende. A veces sí, una ensalada es más cara que una hamburguesa (no una de calidad, claro). Pero no siempre es así. Para que no te justifiques con eso, aquí te dejo algunos tips para que veas que si haces la prueba, vas a gastar mucho menos.

En primer lugar me parece importante establecer prioridades. Yo considero que mi salud es algo muy preciado y mi cuerpo también. Por eso me gusta darle alimentos de calidad, naturales, de la tierra. Comer saludable no es un gasto sino una inversión. Eso es algo muy diferente! Y sí, es una inversión a largo plazo porque cuidando nuestros hábitos prevenimos muchísimas enfermedades.

¡Valora tu salud actual y cuídala, que luego te lo vas a agradecer!

Ahora sí vamos a los 10 TIPS para comer saludable con bajo presupuesto:

1- Ir a los mercados de productores

De este modo se reducen los intermediarios y conseguimos mejores precios. Además, cuando vamos a este tipo de ferias podemos conocer más sobre el origen de nuestros alimentos. Hoy en día también encontramos esta opción online.

2- Priorizar lo estacional

Si intentas comprar frutillas en invierno, no sólo te van a salir muy caras, sino que además no van a estar tan sabrosas ni nutritivas como en primavera. Chequea siempre cuál es la fruta y vegetal que está en temporada en donde te encuentres. Una buena idea es comprar los cajones de vegetales y frutas de estación que son más baratos y te ayudan a variar y no comprar siempre lo mismo.

3- Comprar frutos secos, semillas, legumbres y cereales a granel

Las grandes cadenas de supermercados están incorporando cada vez más alimentos naturales debido a la demanda.  Sin embargo yo prefiero comprar en almacenes naturales o dietéticas ya que no sólo es más económico sino que pienso en los pequeños productores y sé que los supermercados los matan (por así decirlo) con las condiciones de pago, plazos y demás.

Y una nota importante a esto: empieza de a poco. Incorpora un ingrediente nuevo a la vez. Un buen primer paso sería cambiar del arroz blanco de caja y comprar arroz yamani o basmati a granel en la dietética.

4- Organizarse y planificar las comidas

Cuando planificas medianamente las comidas de la semana, las compras son más eficientes, evitas comprar de más o cosas que no vas a necesitar. Cuando no tienes idea de qué vas a comer en la semana, te puede pasar de ir al supermercado, verdulería y/o dietética y llegar a tu casa habiendo gastado un montón sin poder armar las comidas para una semana con aquello que compraste.

5- Freezar hierbas aromáticas

Esto es algo que hago muchas veces con el perejil, cilantro, ciboulette. De esta forma evito que se me ponga feo en  la heladera. Si veo que se está empezando a marchitar, las pico y guardo en el freezer.

6- Llevar un control de gastos

Anotar los gastos es clave para ver dónde puedes reducir o ajustar. Quizás todos los días te compras unos frutos secos en los chinos, o el almuerzo a la vuelta de la oficina, o un café to-go. Y parece que no pero termina siendo un gasto grande que se puede reducir.

7- Comer menos afuera, cocinar más

Puedes prepararte varias comidas por el mismo precio que una comida afuera. Reduce las salidas a comer o el delivery: si cocinas tú no sólo comerás más saludable sino más barato.

8- Llevar tu botella de agua a todos lados

Si hay algo que no me falta es mi botella de agua. La llevo a donde sea que vaya. No sólo me recuerda tomar agua sino que además evito tener que comprarlas por la calle. Así que si todavía no tienes una, te sugiero que la compres. No solo le haces un favor a tu bolsillo, también al planeta y tu salud.

9- Buscar sustitutos

Las almendras son caras y como regla general uso máximo 1 taza de almendras en una receta. Si quieres hacer una receta que lleva mucha harina de almendras, por ejemplo, puedes reemplazar todo o la mitad de lo que lleva por harina de girasol, o maní.

Si vas a invitar a tus amigas a comer, en lugar de recibirlas con queso y papas fritas de paquete, prepara papas o batatas al horno. O bastones de zanahoria, apio, pepino, zuchini con dips o hummus.

 10- Hacer compras conjuntas

¿Tus amigas del trabajo, vecina o cuñada está en la movida saludable como vos? Haz compras conjuntas. Algunas marcas o productores tienen mínimos muy altos para el consumo de una casa. Por eso puedes comprar junto con un par de amigas y así pagar mucho menos.

Y ahora cuéntame tú ¿qué tip te gustó más? ¿Agregarías algún otro? Deja tu comentario o pregunta aquí abajo!

Loli Alliati

Loli Alliati

Health Coach at La Vitalita
Loli Alliati es una Health Coach (Consultora de Salud), emprendedora y fundadora de La Vitalita. Su pasión es inspirar y empoderar a mujeres para que a traves de sus hábitos y estilo de vida mejoren su bienestar y felicidad.
Loli Alliati

Latest posts by Loli Alliati

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.