¿Qué estamos comiendo? Hoy: Edulcorantes sintéticos

No ayudan a bajar de peso, no son saludables, te hacen comer de más y terminan dañando tu sistema nervioso, endócrino y digestivo en el largo plazo

Si decidiste reemplazar el azúcar por edulcorantes sintéticos ya sea para bajar de peso o para cuidar tu salud, o por cualquier otro motivo, hay algo que tenés que saber.

Los edulcorantes sintéticos son muchísimo más dulces que el azúcar –en proporción a su peso y volumen, pero sin nada de glucosa, y por eso, sin calorías.

Los principales edulcorantes utilizados como el aspartame, acelsufame k, sucralosa, ciclamato y sacarina, han demostrado en pruebas de laboratorio que pueden generar infinidad de problemas de salud, desde alteraciones al sistema nervioso, afecciones hepáticas e intestinales hasta tumores cancerígenos.

Si bien estas pruebas son realizadas sobre roedores y durante períodos prolongados, con cantidades mucho mayores a las que consumirías normalmente, los resultados no dejan de ser preocupantes. El caso más conocido es el de la sacarina, que en estudios a finales de los años 70 produjo cáncer de vejiga e insuficiencia renal en roedores, aunque para obtener tal resultado, se les suministraban dosis muy improbables en la ingesta regular de los humanos.

Sin embargo, otro estudio demostró un efecto a largo plazo del acelsufame sobre las funciones neurometabólicas de roedores. Otro estudio además, explica cómo se produce el daño hepático a partir del aspartame. Y podría seguir citando estudios, porque hay miles, y si no te alcanza con éstos y querés ver otros, podés buscar en esta base de datos y sorprenderte.

Pero además hay un efecto no deseado y mayormente no conocido.

Cada vez que tus papilas gustativas perciben un sabor dulce, le envían una señal a tu cerebro para que se prepare a recibir azúcar. A su vez tu cerebro le indica al páncreas que descargue insulina en la sangre para poder convertir el azúcar en energía y almacenar lo que no se use. Pero cuando consumís edulcorantes sintéticos y un sabor tan dulce pero sin azúcar entra a tu cuerpo, se rompe el equilibrio:  se produce una falla en el sistema que a largo plazo puede resultar en: daño metabólico, problemas hepáticos, problemas renales y diabetes

Aún cuando estos edulcorantes sean avalados con su sello por asociaciones de profesionales de nuestro país; aún cuando el estado permita su venta sin hacer advertencias; aún cuando las góndolas repletas de envases verdes que te inviten a comprarlos, no dejan de poner en riesgo tu salud.

¿Y la Stevia?

Con la stevia sucede lo mismo, sólo que al ser de origen natural, no va a causar otros daños en tu cuerpo más que engañar a tu cerebro con su sabor. En el caso de las personas que padecen diabetes es lo más indicado, ya que como cualquier otra persona, gustan de los sabores dulces, pero el azúcar requerido para lograrlo pone en riesgo su salud.

La stevia es una planta originaria del Paraguay, que no sólo endulza, sino que además ayuda a reducir el azúcar en sangre y regula la presión arterial, pero para ello habría que consumir sus hojas, no el esteviósido aislado en cristales o líquidos.

Ariel Casanova

Ariel Casanova

Coach Nutricional at Alimentación Natural
Ariel Casanova es Coach Nutricional y facilitador de clases de cocina natural, personalizas y en forma de talleres.
Su formación ha sido esencialmente autodidacta aunque ha realizado seminarios de yoga y nutrición con el Maestro Aruna Nath Giri, además de haber completado un curso universitario de Coach Nutricional.
Su formación continúa de forma ininterrumpida a través de libros, publicaciones científicas y otros cursos universitarios, así como de la experiencia propia de cocinar y ver los efectos de la alimentación en la salud y el desarrollo.
Es autor del libro "Guía Práctica para una Alimentación Consciente", disponible en formato digital e impreso.
Ariel Casanova
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.