La evolución del té

Te contamos las características de la segunda bebida más consumida en el mundo.

Atrás quedaron los tiempos en los que beber era sinónimo de disfrutar una infusión de té negro y nada más.  Las costumbres alrededor de esta bebida han evolucionado atrayendo no sólo a quienes aprecian los efectos estimulantes de los alcaloides del té negro, sino también a quienes desean aprovechar otro tipo de beneficios de esta infusión.

¿Cuál es cuál?

Como alternativa al más que conocido té negro se han vuelto populares otras infusiones como el té rojo, el blanco, el oolong y el verde, entre otros. Todas ellas provienen de la misma planta: la Camellia sinesis. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

Según el tratamiento que se le dé a las hojas después de recolectarlas, el nombre y las características de la infusión que resulte. Por ejemplo, aquellas hojas sin oxidación son ideales para el té verde, el oolong precisa un punto intermedio de fermentación, el negro es el procedente de hojas fermentadas y el rojo es el post fermentado. Por su parte el té blanco es el que menos procesamiento tiene, por ser cosechado en primavera con aquellos brotes u hojas jóvenes que aún no hayan alcanzado el color verde. Gracias a todos estos procesos es que al día de hoy podamos elegir un té para cada ocasión, dependiendo de lo que nuestro cuerpo nos pida.

Propiedades

A grandes rasgos podríamos decir que a mayor oxidación de la hoja, menor contenido de flavoniodes. Pero cada té tiene sus propias características.

-El té verde es reconocido por ser un poderoso antioxidante, excelente para regular los niveles de colesterol malo en sangre y disminuir el riesgo cardíaco. Además colabora con la prevención del cáncer.

-El oolong o té azul ayuda a reducir el azúcar en sangre y a regular la presión arterial. Equilibrado en la concentración de catequinas y flavonoides es también excelente para reforzar el sistema inmune, y es un buen antioxidante que colabora en el cuidado de nuestra piel y en la eliminación de radicales libres.

-El té negro como ya lo mencionamos más arriba es el que mayor teína contiene, por lo tanto es altamente estimulante y es el mejor para sustituir el café. Además es uno de los más utilizados para saborizar o crear “blends” con otras hierbas. Es el caso del Earl Grey, infusión más que famosa que combina té negro con aceite de bergamota. Además es un buen diurético.

-El té rojo es el más apropiado para la tarea de adelgazar, mejorar la digestión y desintoxicar el cuerpo. Sin embargo no es recomendado durante el embarazo o la lactancia, ni para personas con hipertensión.

-En cuanto al té blanco, es el más natural y menos procesado. Existen investigaciones que afirman su potencialidad en la prevención de diabetes, enfermedad cardíaca y cáncer por ser el de mayor concentración de antioxidantes.

Ahora que tienes un panorama más claro sobre las principales variedades de té, ¡queda en tus manos probarlas y elegir tu favorita!

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.