Mis 5 snacks favoritos sin cocinar

Cocinar es una de las cosas que más placer me da en el mundo, y casi nunca compro comida hecha (ya sé, soy un bicho raro, muy raro). Pero no es solamente porque tanto cocino que escapo al delivery o a los paquetes listos del supermercado: también es porque con mucha frecuencia, elijo comer algunos alimentos así, como vienen, al natural.

Me llenan, me dan tanto gusto como un plato elaborado y me hacen bien. Son también una forma de no sentirme esclavizada por la cocina porque siempre tengo la posibilidad de comer algo simple y rico sin calzarme el delantal. ¿Quieren saber mis favoritos?

Manzana verde

Desde muy chiquita es uno de mis sabores favoritos. La manzana verde condensa tantas sensaciones en cada bocado que es difícil compararla: crocante, jugosa, dulce y ácida a la vez, saciante y por si fuera poco, llena de nutrientes y beneficios para el organismo. Viene en un “envase natural” perfecto para llevar en el bolso o mochila y, si es orgánica, la cáscara es tan nutritiva como el interior. Un gol.

Dátiles con queso

Esto es, lo confieso, mi golosina, mi placer culposo, mi tentación absoluta. La combinación del sabor dulce y profundo del dátil con un buen queso semiduro, tipo gouda o Chubut, me vuelve simplemente loca. Podríamos agregarle una almendra tostada y me desmayo ahí mismo, al lado del plato. A veces varío, y si no tengo dátiles uso ciruelas, damascos secos o hasta simples pasas de uva.

paltaPalta con limón

La palta tiene tanta buena fama últimamente que no hace falta promocionarla aquí, verdad? La moda máxima es la avocado toast o tostada integral con una buena cantidad de palta pisada, oliva y sal. Sea tal como dicta esa tendencia, con una simple galleta de arroz o solita, con gotas de limón y una cuchara en mano, la palta resuelve cualquier antojo pasajero. Claro que si puedo y quiero la completo con compañeros ideales como hierbas, tomate, apio, hojas verdes o termino armando una ensalada, pero simple y como viene, la palta ya me pone contenta.

Tomates con albahaca y aceite de oliva

Un cuchillo, diez segundos y listo. Si es temporada, y los tomates están realmente frescos y dulces, maduros hasta decir basta de tan colorados, no necesitás nada más para disfrutarlos como un banquete de rey.

Fruta de verano

Empecé con la manzana porque es realmente mi favorita de toda la vida, pero también porque es una fruta invernal que se consigue fácil y es económica. Ahora, si estamos hablando del verano… quién no se siente satisfecho con un fuentón de fruta para resolver la merienda? Duraznos, ciruelas, damascos o una buena tajada de melón o sandía… con el calor no dan ganas de prender el horno pero sí de llenarse de fruta fresca y dulce.

Aunque cada uno tenga sus gustos, apuesto a que al menos alguno de estos 5 snacks que la naturaleza nos entrega prácticamente servidos deben gustarles, y mucho. ¿Cuáles son los suyos?

Cómo como empezá a leer http://bit.ly/2wonS6g

Cómo como comprá el libro http://bit.ly/2woJGAe

Natalia Kiako

Natalia Kiako

Fundadora at Kiako, the Cook
Autora del libro "Cómo Como": Un manual de autoayuda en la cocina saludable (Sudamericana) y del blog de recetas Kiako, the cook. Codirige Kiako-Anich (comunicación hecha con textura) y colabora periodísticamente en temas culturales y gastronómicos con medios como Revista Brando, GreenVivant y muchos otros. A la sazón es Licenciada en Letras, mamá de Julia, corredora bajo perfil y curiosa como un gato.
Natalia Kiako
1 comentario
  1. Soy fanática de las frutas me encantan!! Gracias por su orientación muchísimas felicidades por su trabajo tan nutrido, que nos guía para una vida al natural y súper saludable, ustedes nos ayudan a orientar nuestro cuerpo y mente !! 😊😊

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.