Comunidad alimentaria: nuevos hábitos saludables

Repensar la forma en la que cocinamos y nos vinculamos con la comida es una tarea diaria fundamental para mejorar nuestra calidad de vida.

Volver a alimentarnos es una premisa que deberíamos incorporar todos. Tiene que ver con recuperar algo que perdimos en el camino, y que podemos recuperar: somos la única especie que cocina, pero de a poco nos vamos convirtiendo en la única especie que come productos que vienen empaquetados. Doble daño: a nosotros y al medio ambiente.

¿Alguna vez se han detenido a pensar en esto? Si la respuesta es positiva, entonces es un buen momento para pensar en una nueva forma de cocina. Volver a apostar a lo casero, a la comida real, y olvidarse de las listas de ingredientes que en su mayoría desconocemos e incluso a veces no podemos pronunciar.

En esta tarea de repensar la alimentación saludable, es preciso recordar un ingrediente clave: la organización. Tener un plan es la única salvación para poder adaptarnos a los tiempos que literalmente corren y cuidar nuestro cuerpo. La clave está en planificar las compras, las comidas y 2 o 3 momentos semanales en los que podamos cocinar y abastecer nuestra heladera para después solo tener que calentar o mezclar, y ¡servir!

Creemos que esto es posible, porque creemos en los cambios de hábitos. Los hábitos nos definen, pero no son fijos: se pueden construir y deconstruir. Solo hay que encontrar la manera ideal para cada uno. Por eso existe HEALTHINKING, una nueva comunidad alimentaria que busca generar hábitos que hagan bien, pero no compliquen la vida. Solo así podremos lograr que estos nuevos hábitos no solo nos cambien la forma en que vivimos, sino que también sean sostenibles en el tiempo.

Trabajemos para que el paradigma cambie, en busca de una alimentación saludable y de calidad para nuestra vida.

¿Tienen ganas de dar el primer paso?

Para comenzar con los cambios de hábitos, les proponemos que arranquen las mañanas con un vaso de agua natural o tibia y medio limón exprimido. Al principio puede que cueste, pero ya verán cómo empiezan a notar sus beneficios. Les aseguramos que en una semana se empieza a instalar el hábito.

Si quieren ir un paso más lejos (o ya lo hacen y quieren incorporar más) sugerimos agregar al jugo 1 cucharadita de espirulina o chlorella.

¿Por qué funciona?

Si bien el limón es ácido, al ingresar al cuerpo equilibra el PH, algo que el organismo busca regular constantemente. Cuando nos despertamos nuestro cuerpo está ácido, por eso, antes de desayunar es importante alcalinizarlo. Un cuerpo ácido es más propenso a enfermarse. Por eso es importante el consumo de verduras verdes y el menor consumo posible de ultraprocesados.

Beneficios del limón: activa el metabolismo, fortalece el sistema inmune, elimina toxinas, fortalece el sistema muscular, mejora la digestión, purifica el hígado, es bueno para la piel, es antioxidante y mejora la vista.

¡Esperamos haberlos inspirado!

Healthinking

Healthinking

Tatiana Goldman y Sofía García Labougle creadoras de HEALTHINKING. Health Coaches certificadas en Nutrición Holística y cocineras autodidactas, recorriendo un camino de investigación y experimentación en la cocina saludable, donde la impronta es la salud de las personas y la del planeta.
Además, tienen un camino recorrido investigando las diferentes miradas de la Medicina Tradicional China y el enfoque que hace la Medicina Ayurveda en la alimentación.
Healthinking

Latest posts by Healthinking

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.