El furor del jugo de apio

Motivos por los que el jugo de apio adquirió toda su fama y consejos para preparar una versión sencilla y nutritiva.

Hace varios meses ya que el jugo de apio se volvió una tendencia en la alimentación saludable. El impulsor del movimiento, Anthony William (Medical Médium), propone el consumo de jugo de apio en ayunas, adjudicándole propiedades curativas casi milagrosas para tratar enfermedades auto-inmunes, acné, eczema, psoriasis, depresión, migraña, reflujo gasto-esofágico, ansiedad, gases, constipación, fatiga, etc.

Entre los beneficios que menciona:

  • Reestablece los valores de ácido clorhídrico (mejorando la gastritis-hipocloridria) mejorando la digestión.
  • Sus sales minerales tienen funciones bactericidas/fungicidas previniendo de infecciones
  • Disminuye el riesgo de infarto
  • Disminuye niveles de presión sanguínea
  • Reduce la formación de placas de ateroma
  • Modula el sistema nervioso
  • Contiene potentes flavonoides con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes
  • Es alto en minerales y agua, hidratando y equilibrando al organismo y proporcionándole compuestos que intervienen en varios procesos celulares básicos
  • Es bajo en contenido calórico y glucídico (a diferencia de otros jugos a base de frutas y vegetales)
  • Es barato y rendidor

¿Cómo se hace y cómo se consume el jugo de apio?

Se consumen 16 onzas (450 ml aproximadamente) de jugo de apio EXCLUSIVAMENTE en ayunas y se esperan 20 minutos para consumir cualquier otro alimento (desayuno). El apio idealmente debe ser orgánico, pero en caso de que no lo sea, se recomienda lavarlo bien.

En caso de no tener juguera puede hacerse licuando apio y colando su pulpa.

El movimiento generó bastante fanatismo, pero a la vez escepticismo por parte de los médicos y profesionales ya que no está basado en evidencia científica, sino en la experiencia del escritor y de toda su comunidad (quienes afirman haber vivido los cambios en carne propia). 

Mi opinión es que por más que este movimiento no esté basado en evidencia científica sólida, si ayuda a la incorporación de hábitos saludables es una buena idea, siempre y cuando no fomente de más el pensamiento mágico y termine decepcionando a la persona por falta del efecto deseado. Entonces, si esto te ayuda a incrementar el consumo de agua y vegetales (que deben ser la base de tu alimentación), ADELANTE.

No sé si creo en el poder curativo del jugo de apio, pero sí en el poder de una alimentación abundante en vegetales. Yo comencé a tomarlo y no noté nada distinto a cuando tomo cualquier otro jugo verde, pero esta es MI experiencia. 

¿Alguien probó el jugo de apio? Cuéntenme su experiencia si la tienen. 

Mi receta de jugo de apio

  • Licuar 2 tallos de apio, 1 taza de agua, jugo de 1/2 limón grande o 1 lima, gota de stevia.
  • Colar y agregar mucho hielo. y listo!

Lo consumo tanto en ayunas como en momentos post ejercicio a modo de bebida hidratante o cuando necesito algo fresco.

Florencia Dafne Raele.

Florencia Dafne Raele.

MN 149560.
Médica especialista en medicina estética y orthomolecular
Post grado en Nutrición
Post grado en Medicina Ayurveda
Nutricion Holística (IIN)
Nutrition / Fitness Coach
Florencia Dafne Raele.

Latest posts by Florencia Dafne Raele.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.