Frutas y verduras: ¿Crudas o cocidas?

¡Descubrí porqué algunas frutas y/o verduras nos conviene comerlas crudas o cocidas!

Comer frutas y verduras crudas es a veces la opción más saludable. Algunas vitaminas son sensibles al calor. Por ejemplo, cocinar tomates por sólo dos minutos disminuye su contenido de vitamina C en un 10%. Sin embargo, así como la cocción puede causar la pérdida de algunos nutrientes valiosos, como la vitamina C, hay algunas verduras que ofrecen beneficios para nuestra salud cuando se los cocina.

Calentalo

Cuando calentamos alimentos como las zanahorias o los espárragos, nuestros cuerpos pueden beneficiarse de algunos de sus antioxidantes protectores. Para ser más específicos, los espárragos nos aportan ácido ferúlico mientras que las zanahorias calientes nos brindan beta-caroteno, que luego se transforma en vitamina A. Estos nutrientes ayudan a nuestros organismos para que gocemos de una vida más saludable.

 

Mantenlo crudo

Por otro lado, hay diferentes alimentos que benefician a nuestra salud si los consumimos sin cocinarlos. Entre ellos de destacan el brócoli y el berro, miembros de la familia crucífera. Cuando estos vegetales se calientan, una enzima importante se daña, lo que significa que la potencia de los glucosinolatos se reducen. Para aquellos que necesiten ganar peso, comer frutas y verduras crudas definitivamente podría ayudarlos, ya que las frutas y verduras crudas tienden a ser más voluminosos y tienen un mayor contenido de agua que las cocidas.

 

Sacá el mejor provecho de los alimentos

Aunque algunos nutrientes son sensibles al calor, existen otros, como las vitaminas liposolubles (A, D, E y K), que no se ven afectadas por el mismo. Existen diversos consejos para sacar el mejor provecho de los alimentos cuando los comemos, ya sean crudos o cocidos.

  • Compre productos locales, porque algunas vitaminas se pierden durante el transporte y almacenamiento.
  • Almacene las frutas a temperatura ambiente y no en la nevera. Esto optimiza el proceso de maduración y aumenta los niveles de licopeno valioso.
  • Prepare su fruta o verdura justo antes de que usted la consuma.
  • Evite la pérdida de vitaminas solubles en agua utilizando los métodos de cocción que menos cantidad de agua requieren.
  • Aumente la absorción de vitaminas solubles en grasa comiendo sus verduras con un poco de aceite.
  • En ciertas épocas del año vale la pena considerar productos congelados. Esto se debe a que estas frutas y verduras se congelan rápidamente después de la cosecha, lo que significa que retienen más nutrientes que algunos productos supuestamente frescos.
  • Equilibre su ingesta. Disfrute de los vegetales crudos crujientes para recargar la vitamina C que protege el sistema inmune.

Fuente: Good Food.

 

Otras Fuentes

Otras Fuentes

Green Vivant se hace eco de artículos relevantes, ligados a nuestras temáticas de interés, y los comparte con los lectores. La fuente original siempre está indicada en cada nota.
Otras Fuentes

Latest posts by Otras Fuentes

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.