Mejorá tu digestión, mejorá tu vida.

Comer -y por lo tanto digerir- es algo que todos hacemos al menos 3 veces por día, TODOS los días. Pero, ¿cuánto nos afecta? ¿Qué hábitos pueden estar entorpeciendo la digestión y la asimilación de lo que comemos?

Estas son todas preguntas para hacerte cuanto antes. Reflexionando y buscando las respuestas, allanarás el camino para sentirte cada vez más liviano y vital. La idea es autogestionar nuestra salud. De nada sirve comer cualquier cosa y después tomar una pastilla mágica que silencie lo que el cuerpo nos está avisando a gritos para mantener su balance natural; mejor darnos cuenta de lo que nos dice, prevenir y conocernos cada vez más. Además de la combinación de los alimentos, los horarios y el tipo de persona que sos -cada uno es un ser individual por lo tanto, considero que no tenemos actuar todos igual ni comer lo mismo- hay 3 hábitos que pueden mejorar tu digestión y por lo tanto, tu calidad de vida:

1- Evita comer enojado o estresado: respira profundo, espera que pase la ola emocional y sólo entonces comé. ¿Nunca sentiste que la comida no “te baja” cuando te sentís estresado, o que no querés comer nada si estás triste? Somos un todo, y es importante sentarse frente al plato honrándolo y honrándonos en paz.

2- Masticá: la digestión comienza en la boca, donde los alimentos se mastican y se mezclan con la saliva, que contiene enzimas para iniciar el proceso químico de la digestión. Así se forma el bolo alimenticio, para continuar su viaje. Cuando comas, te invito a probar lo siguiente: no te pongas en la boca más comida al menos que hayas terminado de masticar por completo el bocado anterior. Terminarás comiendo menos, mejor y reducirás tu ansiedad.

3- Hacé torsiones de yoga a diario: esto te ayudará a estimular la musculatura del sistema digestivo para que la comida siga pasando con facilidad, digiriéndose y asimilándose mejor. Según la gastroenteróloga Dra. Sabine Hazan Steinberg, “las torsiones suaves en yoga aumentan el flujo sanguíneo en los órganos digestivos”. Ojo! Hacé siempre las torsiones con el estómago vacío. En ayunas es lo mejor. Pronto compartiré un artículo sobre cómo combinar los alimentos para sentirse livianitos y vitales!!

La digestión es una cuestión tan básica y al mismo tiempo tan fundamental para nuestro bienestar cotidiano. Sin duda, cuando nos sentimos livianos tenemos más voluntad, humor y energía para realizar nuestras tareas. a diferencia de cuando nos sentimos pesados, cansados y letárgicos. Hay quienes comen poco y viven sintiéndose pesados; hay quienes comen mucho y sin embargo tienen plena vitalidad. Y vos, entre ambos extremos ¿dónde estás?- ¿Tenés idea de cuáles son los alimentos, situaciones o emociones que te hacen más difícil digerir?- ¿Notaste que algún alimento hizo brotar una alergia, o que te hace sentir como una bolsa de papas?- ¿Te inflás como un globo con algún alimento, o con la mezcla de algunos?

 

Luana Hervier

Luana Hervier

Fundadora at Luana Living
Luana Hervier es una Green Vivant desde pequeña, apasionada por explorar y compartir la vida saludable en la ciudad. Coach en Nutrición y estilo de vida, Profesora internacional de Yoga y de Educación Física. Conductora en wellness en Radio y TV. Autora del libro Luana Living: Nutrición y Movimiento para el cuerpo y el alma.
Luana Hervier
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Los comentarios se encuentran cerrados