5 comidas chatarra en versión saludable

¡No te quedes con las ganas! Enterate cómo convertir la comida chatarra en saludable.

 

Ya sabemos, es mejor que no comamos nada que llamemos comida chatarra. Pero si nos tienta algo de “fast food” o una golosina pecaminosa, y queremos darnos el gusto en paz, siempre tenemos la opción de prepararla en versión selectiva. Abajo las grasas trans, arriba los nutrientes; abajo los conservantes y colorantes, arriba los sabores naturales más irresistibles. ¿Vamos a probar?

 

  • Papas con kétchup

¿Quién se resiste ante una buena porción de papas fritas con salsita kétchup? Yo no. Pero siempre tengo mis vericuetos. Primero hago al vapor las papas enteras hasta que estén casi listas, y espero a que se enfríen. Después caliento bien el horno o una plancha, a muy alta temperatura, las corto en bastones o cuñas y las doro con un hilo de aceite ínfimo. Quedan crocantes por fuera, tiernas por dentro y listas para acompañar con el mejor kétchup que conozco, casero y riquísimo.

  • Chipá calentito

Llamémoslos chípa, chipa o chipá, qué cosa más rica. Comamos muchos, recién hechos y con poquísima materia grasa pero todo el sabor a queso del mundo. Mi versión no tiene nada de light pero sí le sube el volumen a los ingredientes nobles y omite del todo la manteca. La receta de los chipá livianitos, por acá.

  • Fainá

Recetas de pizza integral ya tienen seguro. Acompáñenla con esta fainá sencilla, sabrosa y con todo el aporte proteico de la harina de garbanzos auténtica. Nada que ver con la versión grasosa que además esconde harina blanca de las pizzerías.

  • Snickers caseros

Sí, leyeron bien. Es posible hacer esta golosina de kiosco tan adictiva: quedan tanto o más ricos que los originales y sólo llevan ingredientes nobles y amables para el organismo. Los mejores snickers son los caseros. ¿Qué esperás para hacerlos? La receta, por acá.

  • Brownies de banana

Si son muy golosos y quieren más dulces, estos brownies express no fallan nunca. Son húmedos, bien chocolatosos, sin harina ni manteca, y a prueba de principiantes. Salen en 15 minutos y son mi comodín cada vez que nos invitan a casa de amigos y se conjugan la fiaca, el antojo de chocolate y el escaso tiempo en la cocina. La receta está aquí.

Natalia Kiako

Natalia Kiako

Fundadora at Kiako, the Cook
Autora del libro "Cómo Como": Un manual de autoayuda en la cocina saludable (Sudamericana) y del blog de recetas Kiako, the cook. Codirige Kiako-Anich (comunicación hecha con textura) y colabora periodísticamente en temas culturales y gastronómicos con medios como Revista Brando, GreenVivant y muchos otros. A la sazón es Licenciada en Letras, mamá de Julia, corredora bajo perfil y curiosa como un gato.
Natalia Kiako
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.