Leche de Avena: preparala en casa súper rápido!

La leche de avena es una alternativa vegana y deliciosa a las leches animales, y es muy nutritiva. Aprende a prepararla!

La leche de avena se elabora con gachas de avena remojadas. El sabor de la leche de avena  es suave, ligeramente dulce, un reemplazo ideal para la leche tradicional  baja en grasa o descremada. La leche de avena es muy baja en grasa y sin lactosa.

 

4 Beneficios de la leche de avena y ¡su receta!

Vitaminas y Minerales

Contiene 10 minerales y 15 vitaminas. Sólo una taza de leche de avena contiene el 36 % de la cantidad diaria recomendada de calcio. La leche de avena también contiene el 10 % de dosis recomendada diaria de vitamina A, el doble de leche de vaca. Además una porción de leche de avena contiene 10% de la dosis diaria de hierro, por lo que es ideal para aquellos que no comen carne.

Sin Lactosa y Rica en Calcio

Un hecho sorprendente acerca de la leche de aena es que contiene más calcio que la leche de vaca. El 36% de la dosis recomendada de calcio en una porción, mientras la leche de vaca tiene el 28%. Si sos intolerante a la lactosa, esta es una alternativa económica para hacer en casa.

Baja en Grasas

Si estás cuidando tu peso, te interesará saber que esta leche es extremadamente baja en grasas. Una porción de leche de avena contiene sólo 2.5g de grasa, y como todos los alimentos del reino vegetal no contiene grasas saturadas.

Libre de Colesterol

La leche de vaca tiene 24mg de colesterol por porción, la leche de avena… 0!

 

Ahora que estás convencido, manos a la obra!

La Receta de Leche de avena súper nutritiva

Ingredientes

  • 1 taza de avena orgánica
  • 3 tazas de agua filtrada
  • 2 dátiles picados o 1 cucharada y 1/2 del endulzante de tu preferencia
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla natural
  • 1 pizca de sal marina
  • opcional: 1 pizca de canela

Vas a necesitar una licuadora, un tamiz o bolsa de leches vegetales, un bowl grande, un bowl pequeño y algunas cucharas.

Una vez que la avena esté remojada, sólo te tomará 5 minutos.

Procedimiento

Paso 1: Enjuagar y escurrir 1 taza de avena. Coloca la avena en un tazón y cubrila con agua. Remojala durante mínimo unos 20 minutos, lo ideal es dejarla al menos 12 horas. El remojo ayuda a suavizar la avena, y facilitará su digestión.

Paso 2: Después del remojo, enguaja y escurrí bien la avena.

Paso 3: Coloca la avena y las 3 tazas de agua filtrada en la licuadora. Licúa.

Paso 4: Pasa la leche de avena por un tamiz fino o por la bolsa de leches vegetales.

Paso 5: Licua nuevamente y repite el tamizado.

Paso 6: Agrega el endulzante, la vainilla, la sal marina y la canela (opcional). Licua nuevamente.

Paso 7: Pasa la leche de avena por un tamiz fino o por la bolsa de leches vegetales.

 

Podes refrigerarla 4-5 días en un contenedor cerrado. Antes de beberla, agitala vigorosamente. Podes usarla en batidos, tortas, o tomarla directo!

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.