En línea con mi última columna comparto con ustedes un recorrido minucioso por cada ingrediente de una de las bebidas más populares en los últimos tiempos, por su costado saludable y por su sabor amigable: la limonada. Les dejo también mi receta favorita, espero que les guste. Salud!

Componentes de la limonada

Agua:

Aunque no parezca, es lo más importante, ya que es el ingrediente que una limonada lleva en mayor cantidad. En general la proporción es una parte de limón y 5 de agua. Lo mejor es utilizar agua de filtro, aunque hay que decir que con agua gasificada adquiere una pungencia que es muy bienvenida. Si se va a usar agua de la canilla, es preferible hervirla previamente.

Limón:

Orgánicos, siempre que sea posible. Cuando hablamos de limón en Argentina nos referimos a la variedad amarilla. En México y otros países de Latinoamérica, limón se le dice a la variedad verde que aquí se conoce como limón sutil o “de caipirinha” o se mal llama lima. Jugar con distintas variedades de limones es una buena alternativa. Recomiendo mezclar limón amarillo, limón verde y la auténtica lima, que en nuestro país viene de Formosa (amarilla, lisa, poco ácida, de aroma particular), para dar como resultado una muy personal bebida lima- limón. El limonero del patio de la casa de mi abuela (que aún no cuenta con certificación orgánica, pero pronto), me hace recordar cada vez que voy cuán distinto es el aroma y el sabor de los limones en estado natural. Los que se consiguen en los supermercados vienen barnizados con una capa de cera que los protege de los daños transporte. Si usan esos, deben lavarse bien en agua caliente, previamente. Hay una variedad de limones cuya cáscara no es tan amarga. Esta variedad se presta para procesar el limón entero con agua y luego filtrarlo. Esto le confiere a la limonada un sabor a limón muy agresivo en el buen sentido de la palabra. La piel del cítrico es el que confiere en realidad la personalidad del sabor y el aroma. El jugo aporta frescura, acidez y, en menor medida, sabor. Por eso siempre es importante si hacen la limonada con jugo, agua y azúcar, dejar también unas rodajas dentro macerándose.

Endulzantes:

El más común y el que más respeta el sabor original del limón es el azúcar refinado. Pero si nuestro plan, además de buscar una opción saludable, es el de cuidar el peso, y atiborrramos la bebida con mucha azúcar, entonces no va a haber una diferencia sustancial en calorías comparando la limonada casera con una gaseosa industrial. Aunque sí, claro, estaríamos ya mejorando la calidad nutricional del conjunto notablemente, evitando una cantidad importante de substancias químicas agregadas, por mencionar sólo lo más importante.

Como siempre digo no hay nada más saludable que el término medio de las cosas. Como ya vimos en una anterior nota el azúcar refinado -por ser el que más endulza- debería ser el que en menor medida se usa. Y hay que decir que, en pos de respetar el sabor original del limón, no hay mejor endulzante para la limonada.

El azúcar integral, que siempre habrá que usar en mayor cantidad para obtener igual nivel edulcorante, confiere color y sabor que puede resultar divertido como opción para variar.

En plan “0 calorías”, la stevia resulta la alternativa indicada, siempre utilizada concienzudamente, ya que es la más natural y la que menos sabor “a chuker” confiere.

La miel es una aliada natural del limón. Siempre pura, de excelente calidad, debe usarse con moderación ya que si presenta las características mencionadas su sabor es muy invasivo. Es decir que la miel debe utilizarse como un saborizante y no como un endulzante ya que, probablemente, antes de obtener el nivel edulcorante deseado nuestra limonada ya tenga suficiente sabor a miel y si agregamos de más el pobre limón otrora protagonista será un mero recuerdo.

Saborizantes:

Aquí las opciones sí son infinitas. En Argentina aún no se ven tantas opciones pero en otros países de Latinoamérica, sobre todos los caribeños con calor todo el año, presentan opciones realmente deliciosas. Nunca voy a olvidar una limonada de coco que tomé en Colombia e intenté replicar, sin éxito, por cierto. Piña, mango, maracuyá, durazno, lemongrass, jengibre, menta, frutas rojas, pepino, hasta vainilla y canela. El limón parece tener muchos amigos ya que combina con infinidad de sabores.

Hielo:

Este ingrediente que aparece al final no debe ignorarse. Las bebidas que se preparan deben pensarse en función del hielo que usaremos. Si es un hielo que se derrite rápidamente (como el que se usa en EEUU, o en las bebidas de los menús de locales de fast food) la receta debe considerar que esa agua va a lavar todos los sabores. En mi caso, prefiero hacer las bebidas tal cual y tomarlas frías de heladera o con piezas grandes de hielo, que enfríen pero no interfieran en la fórmula original. Esto debe tenerse en cuenta especialmente en bebidas “frozen”.

Los toques personales:

 Hay dos secretos que nadie dice para hacer que una buena limonada se vuelva fuera de serie, siempre y cuando se use de base una buena receta: agregar una pizca de sal y usar mitad agua sin y mitad agua con gas. Prueben.

Considerando todo lo anterior comparto 2 recetas, una básica para que puedan tomar sola o usar como punto de partida para probar una nueva versión. Y la limonada perfumada con miel y jengibre que causó sensación.

 

Receta básica:

Beben 8

• 1½ taza de jugo de limón

• 1 – 1½ tazas de azúcar

• 8 tazas de agua filtrada

• 2 limones

Colocar en una ollita 1 taza de agua con el azúcar y llevar a hervor. Dejar enfriar.

Mezclar en una jarra el jugo de limón sin las semillas, pero con la pulpa (a mí me gusta con, pero si la prefieren sin, sin), el almíbar y el agua restante. Cortar los limones en rodajas y colocar dentro. Dejar enfriar muy bien y consumir con o sin hielo.

Con miel y jengibre:

Beben 5

• 1 taza de jugo de limón

• ½- ¾ taza de azúcar

• 5 tazas de agua filtrada

• 3 cdas de miel pura

• 2 cdas de jugo de jengibre o 3 cdas de jengibre fresco pelado y rallado

• Rodajas de limón y jengibre

Para obtener el jugo concentrado de jengibre se puede pasar la raíz por el extrusor o, si no se tiene, rallarlo y exprimirlo ya que no es agradable tragar la fibra cruda del jengibre.

Preparar un almíbar con el azúcar y 1 taza de agua. Dejar enfriar y mezclar en una jarra con la miel, el jengibre, el jugo de limón y el agua restante. Agregar las rodajas de limón y jengibre y refrigerar.

Gracias por leer!

Pedro Lambertini

Pedro Lambertini

Pedro Lambertini

Pedro Lambertini nació en Córdoba. A los 12 años se mudó a Buenos Aires y desde muy joven viajó por Europa, vinculando la comida y las diferentes culturas. Ya de pequeño cocinaba para familiares y amigos, especialmente influenciado por la cocina italiana de su abuela Rosa Mainero. Más grande, preparaba dulces y tortas por encargo para tiendas. Su experiencia laboral creció pasando por el hotel Caesar (junto a Germán Martitegui y Beatriz Chomnalez) y Sucre (junto a Fernando Trocca), entre otros. Tuvo un proyecto de cocina propia con servicios de pastelería gourmet para bares y restaurantes exclusivos. En 2006, Michael Legge le propuso abrir un restaurante con productos naturales y orgánicos. Así surgió “Natural Deli”, que desde entonces ha aparecido en numerosos medios de prensa, nacionales e internacionales, con sus recetas o prestigiosas críticas gastronómicas.En junio de 2011 se estrena “UNO Único, Natural y Orgánico”, su primer programa de televisión en la señal El gourmet, dedicado a productos de pastelería y panadería integral, utilizando cereales, semillas y granos para lograr productos ricos, nutritivos y novedosos. Desde entonces su presencia televisiva continúa: participó en las temporadas III y IV de la serie “Gourmet Responde”, protagonizó “Frutos de la Sierra. Córdoba” (2012) y en 2013 su tercer ciclo orientado 100% a la cocina saludable desde un lugar poco ortodoxo, filosofía que Pedro permanentemente divulga a través de sus distintas actividades. En 2014 estrenó su primera serie íntegramente grabada en el exterior (Alemania).
Pedro Lambertini

Latest posts by Pedro Lambertini

No Comments Yet

Comments are closed