Queso cremoso: La receta!

Este queso se derrite, por lo que va a quedar genial en pizzas, tartas, empanadas, lasagnas y tostados. Pero quiero darles un par de tips para que logren el mejor de los resultados.

Acá sigo con mi campaña anti-lácteos y vengo con una propuesta muy tentadora. Un delicioso queso cremoso a base de castañas de cajú pero que también puede hacerse con almendras peladas.

A este queso lo vamos a estacionar, no demasiado tiempo, durante 3 o 4 días. Vamos a dejar que pierda humedad, para que resulte firme y se pueda cortar. No usé probióticos en este queso, pero sí tiene algo de fermentación, porque usé vinagre y miso para su elaboración.

Es importante usar todos los ingredientes para lograr estos resultados. El único ingrediente que puede ser opcional es el miso, porque sé que no es fácil de conseguir y si bien creo que le aporta un sabor especial, es posible obviarlo. Es decir, si lo tienen, úsenlo, pero si no lo tienen y no lo consiguen, pues no dejen de hacer este queso por este ingrediente.

También es importante contar con una licuadora potente para realizar esta receta para que no queden pedacitos de castañas. Ayuda mucho ponerlas en remojo de un día para el otro, pero si su licuadora no es muy potente, quizás es preferible hacerlo con una procesadora. Recomiendo mucha paciencia a la hora de licuar o procesar. Pueden ayudarse con una espátula para bajar lo que queda en los bordes y así de a poco, ir logrando una preparación suave y cremosa sin grumos.

 

 

Algunos tips para un queso cremoso que funde

  • Si vas a usar el queso como relleno, se va a fundir perfectamente. Para eso recomiendo cortarlo en rodajas finas o en cubitos pequeños. Este queso también queda espectacular en una receta de pastas tipo Mac&Cheese o en una polenta con salsa bolognesa.
  • Pero si vas a usarlo para una pizza o gratinarlo por encima de algo, es importante esparcirlo bien y darle calor bajo para que derrita. Si cortamos rebanadas demasiado gruesas y lo exponemos a un horno muy fuerte, probablemente se selle antes de derretirse y terminará en pedazos tal cual los pusimos.
  • Recomiendo entonces, cortar rebanadas finas, colocar al horno bajo hasta que se ablande un poco, sacarlo del horno y esparcirlo con una espátula. Una vez bien repartido, volver al horno fuerte para gratinar. Esto es porque las proteínas presentes en las castañas o las almendras no reaccionan de la misma forma al calor que las proteínas de la leche de vaca.
  • Aunque les parezca raro usar vinagre de cidra de manzana para un queso, por favor, no lo reemplacen por otro vinagre. Créanme que el sabor a queso que le da a la preparación es increíble.
  • Un tip final! Para dejar estacionar este queso, hay que envolverlo en una tela especial que se usa para hacer quesos, que se llama cheese cloth. Si no tienen, pueden usar la bolsa de filtrar leches y si no tienen eso tampoco, un repasador fino y muy limpio, que deje pasar el aire. La idea es que la tela absorba la humedad y a la vez lo proteja de secarse.

 

Receta para queso cremoso

Ingredientes

  • 1 taza castañas de cajú remojadas en agua filtrada por 8 horas.
  • 1 cucharadita de sal del Himalaya (o sal de mar).
  • 1/4 taza vinagre de cidra de manzana.
  • 1 cucharada de miso.
  • 1 cucharada de levadura nutricional en copos.
  • 1/2 taza de leche de coco.
  • 3/4 taza de agua filtrada.
  • 1 y 1/2 cucharada de fécula de mandioca.
  • 1 cucharada al ras agar agar en polvo.

Procedimiento

  1. Colocar en la licuadora todos los ingredientes excepto el agua, el agar y la fécula (es recomendable colocar primero los líquidos).
  2. Empezar a licuar a baja velocidad e ir subiendo de a poco. Repetir esta acción tantas veces como sea necesario, ayudándose de una espátula, hasta lograr una mezcla cremosa y sin grumos.
  3. Colocar la mezcla en una cacerola y prender el fuego bajo. Mezclar el agua con la fécula e incorporar. Mezclar hasta unificar.
  4. Mezclar el agar agar con unas cucharadas de agua y agregar a la cacerola. Mezclar hasta combinar. Seguir batiendo con batidora de alambre. No dejar que la preparación hierva, mantenerla a fuego bien bajo.
  5. El agar agar necesita cocinarse durante 5 minutos a una temperatura de 86ºC. Seguir batiendo para prevenir grumos.
  6. Una vez que la mezcla esté más densa y cueste mezclarla, retirar del fuego.
  7. Colocar la mezcla en un aro metálico forrado con el paño y dejar que tome temperatura ambiente.
  8. Doblar por encima el paño cubriendo el queso, colocarlo sobre una tabla de bambú o madera y llevar a la heladera durante 12 horas. Darlo vuelta cada 6 horas.
  9. Sacar del molde y continuar dando vuelta el queso cada 6 horas, cubriéndolo con el paño, apoyándolo en la tabla y guardándolo en la heladera. Repetir este proceso durante 3 días.
  10. A esta altura ya debería tener consistencia de queso cremoso, pero si se desea que quede más firme, se puede seguir con este proceso por 2 días más.
  11. Una vez que adquirió la consistencia deseada, envolver en film o guardar en un tupper. Este queso dura hasta 2 semanas en la heladera.

Lolet

Lolet

Siempre me dediqué al Diseño Gráfico pero mi pasión número 1 es la Cocina.

Antes de cambiar mis hábitos alimenticios a una dieta a base de plantas, creía que los veganos sólo comían lechuga y tofu. Cuando empecé a descubrir lo creativa que puede llegar ser la cocina vegana, lo versátil, nutritiva y saludable simplemente quedé maravillada y sentí una imperiosa necesidad de contarlo al mundo.

El propósito de mi blog es que puedas sorprenderte y sorprender con recetas originales, derribar los mitos acerca de que “comer sano es aburrido” ayudarte a elegir ingredientes, a que puedas cocinar y comer variado, ya sea que lleves una dieta vegana o que, simplemente quieras mejorar la calidad nutricional de tus alimentos.

Quiero darte tips acerca de cómo organizar tu cocina, tu alacena y tu heladera, para que puedas preparar comidas sanas, nutritivas y deliciosas en tan solo minutos.

Si tenés alguna consulta, no dudes en escribirme, me encantaría ayudarte, si mi experiencia me lo permite.

Me gustaría aclarar, que no soy cocinera profesional, he hecho algunos cursos, pero soy autodidacta, aprendí a cocinar por mirar a mi mamá hacerlo durante años, aprendí por curiosa, por preguntar, por llamar a mi papá para pedirle el paso a paso de un guiso, por mirar programas de cocina cada vez que tenía un rato libre, por leer libros y blogs, pero sobre todo, por AMAR la comida casera. Lo que quiero decir con esto, es que, cualquiera puede hacerlo, solo hay que animarse.Tampoco soy nutricionista, ni tengo conocimientos sobre salud, lo que sé lo aprendí por experiencia, por probar, por leer y por informarme.

Quiero agradecer profundamente a todos los que me alentaron a crear este blog, algunos diciéndome: Lolét, tenés que escribir un blog! Pero muchos otros, poniendo Me Gusta en mis fotos de comidas en las redes sociales. Otros llamándome para preguntarme cómo cocinar alguna cosa o pedirme una receta, valorando mis consejos o haciéndome sentir una “conocedora” en la materia. Muchos otros celebrándome cada vez que les cociné, aplaudiendo y todo.

Gracias!
Lolet

Latest posts by Lolet

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.