3 mitos de abuelas sobre la lactancia materna

Martín Gruenberg en su libro “El pediatra en tu casa” derriba 3 mitos sobre la lactancia

Si la leche es clarita, está aguada

Esa afirmación es falsa y un riesgo muy grande para la lactancia. La glándula mamaria solo puede producir “leche materna”. La leche de los primeros quince minutos de una mamá
bien nutrida de la Argentina, Francia o África es casi idéntica, la de los segundos quince minutos, también. Es muy común que una abuela que no pudo dar de mamar a sus hijos se sienta insegura al ver a su hija o a su nuera dando el pecho, y diga este tipo de frases. La glándula mamaria solo puede producir las distintas variedades de leche materna (calostro, leche de transición, leche madura, etc.) y ninguna otra. El principal signo de que la lactancia es efectiva es el aumento de peso del bebé. Durante el primer trimestre, las bebas aumentan de quince a treinta gramos por día, y los bebés de veinte a cuarenta gramos por día; luego un poquito menos.

Si tienes los pechos pequeños, no podrás dar de mamar

El tamaño de los pechos no influye en la cantidad de leche que se produce. El volumen de glándula productora de leche varía poco entre un pecho grande y uno pequeño; lo que varía, en cambio, es la cantidad de grasa y tejido conectivo que sostiene a la glándula, y eso no tiene ninguna relación con la producción de leche.

Debes darle 10 minutos de cada pecho en cada toma

A los recién nacidos se les debe ofrecer el pecho lo más seguido y por el mayor tiempo posible. Esto estimula la  bajada de la leche. Cuanto antes baje la leche, antes tu
bebé aumentará de peso, cuanto más rápido aumente de peso, más rápido estará satisfecho y más rápido dormirá de noche. En promedio, los recién nacidos deben tomar,
como mínimo, de quince a veinte minutos de cada pecho, cada dos a dos horas y media.

Si el bebé está aumentando bien de peso, y luego de quince a veinte minutos de alimentarse se queda dormido, entonces no hay ningún problema en darle de a un pecho por vez.

Extracto del libro El pediatra en tu casa por Martín Gruenber

Compra el libro

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.