Autismo: ¿existen causas?

A pesar de que no se conocen aún las causas del autismo, sí se han empezado a descubrir algunos factores de riesgo asociados.

Es importante saber que hasta el momento no se han descubierto las causas del autismo, siguen siendo uno de los interrogantes más grandes del mundo de la investigación científica.

Sin embargo, a pesar de que no se conocen aún las causas del autismo, sí se han empezado a descubrir algunos factores de riesgo asociados. ¿Qué es un factor de riesgo? Es cualquier variable que, de estar presente, aumenta las chances de que un sujeto tenga una condición determinada.

Los factores genéticos de riesgo se encuentran en aproximadamente el 30% de las personas con CEA. Este porcentaje probablemente irá aumentando en la medida en que los investigadores vayan descubriendo más factores genéticos, pero actualmente ¡en el 70% de las personas no se encuentra ningún factor genético de riesgo aunque se lo busque!

Con respecto a los factores ambientales de riesgo, podemos dividirlos en prenatales y posnatales. Se están estudiando muchos factores ambientales potencialmente
de riesgo; los que cuentan con mayor evidencia científica son la edad avanzada del padre y/o madre en el momento de la concepción, el tener un hermanx mayor con CEA y la prematurez.

Entre los factores de riesgo prenatales (presentes durante el embarazo) se  encuentran: las técnicas de fertilización in vitro, la diabetes gestacional, las infecciones (por ejemplo, el citomegalovirus, la rubeola), la fiebre prolongada, la
inflamación, las medicaciones (como el ácido valproico, los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina), las drogas (el alcohol, la cocaína, el tabaco), la exposición a contaminantes ambientales (la polución aérea,
los pesticidas, los metales pesados), la deficiencia de ácido fólico, anticuerpos maternos y niveles elevados de testosterona.
Los factores de riesgo posnatales (después del parto) que se han estudiado son: las complicaciones en el parto, el parto por cesárea, el bajo peso al nacer, la exposición a contaminantes ambientales (por ejemplo, mercurio, plomo, pesticidas), la modificación de la flora intestinal a partir del uso reiterado de antibióticos, la dieta (la ingesta de colorantes,conservantes, soja, azúcares), la alta exposición a la televisión en los tres primeros años de vida y la exposición a dispositivos que emiten ondas electromagnéticas.

Extracto del libro “Sé Amable con el Autismo”

Comprá

Empezá a leer

 

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.