La dieta del fuego

En el ayurveda, un sistema digestivo saludable se ve como la piedra angular del bienestar; como tal, se cree que la enfermedad y el desorden surgen de una digestión deficiente.

De hecho incluso podemos destilar la ciencia del ayurveda hasta la idea simple de que la salud total reside en el estado de nuestro poder para digerir, y que la restauración de la salud se debe originar con un enfoque en el sistema digestivo. Tu fuego digestivo simplemente se refiere al metabolismo de tu cuerpo, el proceso de convertir los nutrientes de la comida en energía para las células que sostienen la vida, el cual, por supuesto, es comandado por tu digestión, una combinación compleja de interacciones biológicas y químicas.

Los ingredientes que hacen fuerte la digestión y rápido el metabolismo —o “fuego”— incluyen cuatro componentes principales:

  1. Comer alimentos específicos y beber ciertos líquidos calientes que alimentan y avivan tu metabolismo en lugar de desacelerarlo, sustentando en última instancia el equilibrio digestivo y su eficiencia. Sabemos que, científicamente
    hablando, no todas las calorías son iguales. Además, cuando bebes tés y agua caliente a lo largo del día, puedes atizar tu metabolismo de modo continuo.
  2. Ayunar entre comidas —es decir, no comer colaciones— para tener la sensación de hambre resulta esencial para perder peso y para tu salud en general. Nuevos descubrimientos científicos demuestran que ayunar en forma ntermitente puede ayudarte a vivir más y con mejor salud.
  3. Hacer de la comida el alimento más importante del día —es decir, comer cuando el sol está al máximo—. Diversos estudios han demostrado que comer más calorías al mediodía puede resultar en una mayor pérdida de peso, y que las comidas tarde y las cenas pesadas pueden ir en detrimento de los esfuerzos para perder peso y de la salud en general, aun si el total de calorías consumidas en un día es el mismo.
  4. Liberar el “fango digestivo”, residuos de comida mal digerida que entorpecen la pérdida de peso, provoca un desequilibrio hormonal y terminan por propiciar inflamación, la raíz de casi toda enfermedad. Este fango también incluye toxinas que el cuerpo no puede eliminar de manera efectiva debido a un metabolismo débil y a órganos digestivos debilitados, como el páncreas y el hígado. Nuevos estudios muestran que estas toxinas, creadas por el cuerpo durante el metabolismo normal, llegan a provocar aumento de peso y a obstaculizar el esfuerzo de perderlo. Sin embargo, quitar este fango es como limpiar polvo y cenizas de una chimenea usada para que la próxima vez los troncos ardan mejor y de modo más limpio. Lograrás esto por medio de una combinación de pasos, además de la dieta, incluyendo una limpieza de 24 horas con aceite de ricino,  aguas curativas —es decir, tés herbales— y algunos suplementos herbales que puedes tomar y que están enteramente disponibles en la actualidad.

Extracto del libro La Dieta del Fuego

Compra

Empeza a leer

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.