Los beneficios de practicar mindfulness con niños en casa

Cuando los niños se conectan con su cuerpo y sus emociones, sin ser arrastrados por ellas, pueden aprender a activar mejor sus recursos.

Disfrutan más jugar, crear y descansar. Los chicos focalizan su atención, están menos impulsivos, aprenden a cuidarse a sí mismos y al mundo que los rodea. No siempre serán capaces de cambiar lo que les pasa o las emociones o ideas que tengan, pero sí es factible que aumenten de forma natural sus posibilidades de sentirse mejor siendo como son y aceptando lo que sienten.

Lo más importante es que descubran la práctica con su experiencia personal. No es recomendable condicionarlos ni inducirlos a ningún resultado particular.  En este sentido, Marina Lisenberg, autora del libro El secreto de Emilia. Mindfulness para niños y niñas cuenta que este libro nace del deseo de crear un puente entre grandes y chicos que nos permita hacer esta práctica juntos.  Nada mejor que la experiencia creativa para conectarnos con nosotros mismos, con los demás y con el mundo que nos rodea; para poder estar presentes, atentos y disponibles mientras se despliega la propia vivencia. El arte nos sensibiliza y nos permite identificar e integrar en el cuerpo lo que sentimos y lo que pensamos. Es un primer paso para aprender a transitar y aceptar lo que nos toca vivir.

 

¿Qué es mindfulness?

Mindfulness es una manera de ejercitar nuestra capacidad para enfocar la atención hacia adentro y hacia el entorno físico y vincular. Nos invita a “ser conscientes”.  No es un tratamiento o un remedio. Es una práctica, se entrena.

Vivimos una época de hiperestimulación que supera nuestras capacidades, implica una mayor dificultad para estar tranquilos y afecta nuestra forma de manejarnos en todos los ámbitos. Estamos permanentemente agotados y generamos un clima de tensión. En este contexto, se vuelve imprescindible encontrar maneras de lidiar con los desafíos de la vida cotidiana. Los tiempos actuales nos ponen a prueba;  a los adultos, desde ya, pero también a los niños. Un mal manejo del estrés resulta tóxico para nuestra salud física y emocional,  e impacta en el vínculo que construimos con los demás. Necesitamos recursos que sean efectivos, que estén siempre a mano y que contribuyan a nuestro cuidado personal. Y para eso nos ayuda mindfulness.

¿Para qué les sirve practicar mindfulness a los niños?

  • Para incrementar la atención.
  • Para controlar el estrés y la ansiedad.
  • Para entender sus emociones.
  • Para mejorar su conexión con los demás.
  • Para desarrollar la capacidad de estar presentes en cada situación de la vida.
  • Para sostener conscientemente y con ternura el registro de pensamientos, sensaciones físicas y emociones, expectativas y deseos.
  • Para descubrir lo que les gusta y lo que no, lo que pueden hacer y lo que les cuesta.
  • Para encarar los ritmos acelerados en la escuela, el ajetreo en casa o una situación personal que les presente un desafío relacionado con la salud o con los vínculos afectivos.

 

El libro El secreto de Emilia es Además de cuento ilustrado es una guía para padres con ejercicios simples y breves para practicar mindfulness con sus hijos. La propuesta incluye enfocar la atención en el presente con amabilidad y curiosidad.

 

Más info acá 

Sobre la autora

Marina Lisenberg es psicóloga (UBA), coach certificada y terapeuta familiar. Se capacitó en mindfulness en el Center for Mindfulness (EEUU). Se dedica a la atención clínica privada, la docencia, la capacitación y el entrenamiento en mindfulness en los ámbitos asistencial, educativo y corporativo.

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.