Pan con masa madre

Hacer pan de masa madre es fácil, económico y saludable.

Credito fotografico @danlarn

El pan con masa madre es pan a la antigua usanza, realizado con fermento natural en vez
de levadura artificial. El fermento se forma combinando en un recipiente la misma cantidad de agua que de harina (puede ser mitad harina blanca, mitad integral) y dejándolo reposar tapado en un lugar oscuro, varios días, hasta que se formen burbujas. El momento en que el fermento cobra vida es milagroso, y el pan que resulta de esta sustancia lo es más aún: corteza crujiente, masa airada y sabor suavemente ácido, como los panes de antaño.

Presenta dos desafíos:

  • hay que tener una olla de acero inoxidable para poder hornearlo
  • y grandes dosis de paciencia.

El procedimiento es sencillo, pero hay que disponer de varias horas de estar cerca.

Va la receta:

  • 900 gramos de harina blanca
  • 100 gramos de integral
  • 600 mililitros de agua
  • 25 gramos de sal
  • Esponja (prefermento): mezclar 200 gramos de harina integral, 200 gramos de agua y tres o cuatro cucharadas de masa madre. Dejar descansar toda la noche.

Procedimiento

  • Por la mañana volcar la esponja en un recipiente grande y mezclar con 600 mililitros de agua tibia.
  • Agregar de a poco las dos harinas y mezclar con las manos hasta que la harina esté húmeda. Dejar reposar diez minutos y agregar la sal.
  • Amasar de este modo: con una mano húmeda, ir plegando la masa sobre sí misma, girando el bol hasta dar toda la vuelta, realizando cuatro pliegues. Seguir realizando pliegues cada diez o quince minutos (este es el único “amasado” que se requiere), unas dos horas (o el tiempo del que se disponga).
  • Dividir la masa en dos, formar bollos y dejar reposar (invertidos, en boles recubiertos  de servilletas enharinadas) unos treinta minutos.
  • Precalentar el horno, con la olla tapada adentro, a máxima potencia, unos quince minutos. Sacar la olla, esparcir un poco de harina en su interior y poner con cuidado uno de los bollos.
  • Tapar y devolver al horno. Hornear unos veinticinco minutos con tapa (o hasta terminado de elevarse) y otros quince sin tapa, hasta que adquiera el color deseado.

 

Extracto del libro Donde Vive el Asombro

Comprar

Empezar a leer

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.