Secreto Japonés: Ayuno de la piel

La piel también se agota a causa de la dieta diaria de cosméticos. De manera que yo aconsejo darle un día de descanso a la semana. Lo llamo ayuno de la piel.

Se trata de dejar que la piel pase todo un día libre de maquillaje y cosméticos para intensificar su capacidad natural de recuperación. Es el cuidado definitivo, una especie de descanso y relajación para la piel.

Un masaje de agua  realizado con anterioridad aumentará el efecto del ayuno. Relaja los músculos con la presión del agua y despierta la fuerza natural de tu piel, luego vete a la cama sin ponerte nada en la cara. Así, el descanso del sueño será más efectivo y estimulará el proceso de regeneración. Al fin y al cabo la piel tiene la capacidad de
limpiarse sola sin cuidados excesivos, de manera que de vez en cuando ayúdala a recuperarse sencillamente sin hacer nada.

Masaje de agua para revitalizar la piel

La gente que hace ejercicio y trabaja los músculos puede mantenerse en forma muchos años. De la misma forma, puedes impedir la flacidez en la cara ejercitando regularmente los músculos faciales. No aconsejo un entrenamiento facial que  tense los músculos con expresiones poco naturales: es desagradable y puede provocar arrugas.

La forma ideal de tonificar los músculos faciales es activarlos al tiempo que se estresa la piel lo menos posible. Yo recomiendo un masaje de agua especial que fortalecerá tus músculos sin estresar la superficie de la piel.

Para realizar un masaje de agua, prepara un frasco lavador. Llena la botella con agua purificada o destilada, disponible por poco dinero en droguerías y supermercados.
Solo tienes que rociar el agua sobre la cara siguiendo la estructura del músculo. Se necesita un poco de fuerza para lograr un efecto de masaje, de manera que rocía el agua a poca distancia con la presión justa para notar la estimulación.
Yo ofrezco este tratamiento en mi salón de belleza. Revitaliza al instante la piel y va muy bien para el problema de los poros abiertos. Un masaje de agua en la cara hidrata y esponja la piel y minimiza los poros.

La clave es rociar el agua a lo largo de los músculos de la expresión facial. La dirección básica del masaje es hacia dentro y hacia arriba. Rocía en este orden y repite: frente, en torno al ojo derecho, mejilla derecha, en torno a la boca, mejilla izquierda, en torno al ojo izquierdo, baja por la nariz y pasa alrededor de toda la cara.

 

Extracto del libro El Cuidado de la Piel

Compralo Online

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.