Yoga: un gran complemento para el Running

¿Pensaste alguna vez en la posibilidad de combinar running con yoga? Te contamos los beneficios.

Son pocos las actividades que atienden al 100% de las necesidades de nuestro cuerpo. A menudo aquellas que nos permiten trabajar de manera aeróbica no cubren las tareas de intensidad o desarrollo muscular anaeróbico, mientras que las que se focalizan en el desarrollo de la flexibilidad, por sí solas pueden no ser suficiente para el entrenamiento que necesitamos. Por eso hay cada vez más personas que optan por combinar actividades en lugar de dedicarse por completo a una sola.

El caso del running es un buen ejemplo porque entre otras cosas, el impacto que cada pisada ejerce sobre nuestro cuerpo puede ser dañino si nuestros músculos no están lo suficientemente tonificados y entrenados: al principio puede que no lo notemos pero con el tiempo empezamos a percibir efectos negativos que pueden escalar hasta inflamaciones, tendinitis, dolores lumbares y demás lesiones musculares. Entran entonces al juego actividades complementarias que nos ayuden a preparar mejor nuestro cuerpo ya sea antes o después del entrenamiento.

¿Por qué el Yoga y el running son buenos compañeros?

Uno de los motivos principales es que el running trabaja con grupos muy específicos de músculos y deja a un lado el entrenamiento de otras cadenas musculares que son de igual importancia. En sentido opuesto, el Yoga es excelente por su capacidad de integrar el trabajo corporal. Esto no sólo ayudará a resolver dolores que pueden surgir de la falta de ejercitación sino que además colaborarán con el rendimiento de los corredores: cuando todo el cuerpo trabaja en conjunto, los resultados sin duda se optimizarán.

Otro de los motivos por los que esta “alianza” puede resultar atractiva es el gran trabajo de flexibilidad que podemos canalizar a través de la práctica del Yoga: tal vez no sea particularmente útil para un runner trabajar sobre torsiones o aperturas de cadera pero definitivamente sí lo es al momento de analizar el riesgo de lesiones. Un cuerpo preparado y sano en todo sentido, se expone a un menor riesgo de lastimarse.

La respiración

Punto aparte se merece el trabajo que el yoga y la meditación hacen con la respiración. Si bien es claro que los corredores recurren a técnicas muy diferentes para oxigenarse, hay una realidad: el grado de descanso que las técnicas de respiración y los pranayamas propician, brinda resultados muy superiores en la recuperación de cualquier actividad.

Adicionalmente, el practicante de yoga aprende a escuchar su respiración como forma de conectar cuerpo y mente. Y es precisamente el foco en la propia respiración lo que puede ayudar a un runner a transitar los momentos más desafiantes de sus carreras: los pensamientos mueven montañas, y con la respiración podemos aprender a controlarlos y utilizarlos a nuestro favor.

Estas fueron solo algunas de las ventajas que la práctica del yoga puede brindarle a un amante del running. Estamos seguros de que hay muchísimas más: ¡tantas como runners existan!

Lo más importante es sentirse a gusto con las actividades que elijas, para poder mantener la constancia que tu cuerpo precisa. ¿Con qué otras actividades combinarías tus sesiones de running?

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.