Cookies irresistibles

Crocantes por fuera y tiernas por dentro, estas cookies veganas son un must para los amantes del dulce.

Esta receta de cookies es uno de los éxitos más renombrados entre los amantes del dulce. Tienen una corteza crujiente pero por dentro son tiernas: puro placer. Una receta irresistible que al llevar chocolate amargo, logra ese juego de dulce – no tan dulce en el paladar que las vuelve un éxito.

Ingredientes

  • 2 1/4 tazas harina (preferentemente 0000 o de repostería)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de almidón de maíz
  • 1/2 taza margarina vegetal
  • 1/4 taza leche vegetal (usamos de soja)
  • 1 y 1/4 tazas azúcar rubio
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 100 g de chocolate negro

Preparación

  1. En un bol, mezclar la harina, la sal, el bicarbonato y el almidón. Reservar.
  2. En otro bol, mezclar la margarina, la leche vegetal, el azúcar y la vainilla: batir con batidor de alambre hasta integrar bien.
  3. Agregar al bol de húmedos, la mitad de la mezcla de secos. Mezclar hasta integrar.
  4. Picar groseramente el chocolate y añadir a la mezcla junto con el resto de los ingredientes secos, mezclar hasta integrar.
  5. Para galletas más finas, disponer de cucharadas de la mezcla sobre una placa para horno con papel manteca, colocarlas bien separadas unas de las otras. Para galletas más gruesas, guardar la masa en la heladera hasta que se enfríe bien y luego formar bolitas. No hay que aplastarlas ni nada, con el calor se aplastarán solitas pero deben acomodarlas en la placa de horno con bastante separación.
  6. Cocinar en horno pre-calentado a 180ºC por 10-12 minutos (si son galletas medianas) 12-14 minutos (si son galletas grandes). Es importante no esperar a que se pongan duras en el horno. ¡Cuando las vean doradas hay que sacarlas! Van a ver que si las tocan están muy blanditas, pero está bien porque se ponen más firmes al enfriarse.

TIP: Para conservar la corteza crujiente, guardar en frascos herméticos una vez frías.

Para hacer unos excelentes sándwiches de helado como en la foto de arriba es recomendable armarlos y comerlos en el momento, de otra forma la galleta se humedecerá demasiado y, si se guarda en el freezer para mantener el helado, se congelará.

Hola Vegan

Hola Vegan

Hola, somos Maru, Lolét y Sabri “Las Veganas Hermanas” y este es nuestro Blog de Recetas Veganas.

Nacimos en una típica familia argentina con ascendencia española e italiana. Nuestro abuelo materno era carnicero y nuestro abuelo paterno criaba gallinas. En las reuniones familiares siempre había asado y pollo a la parrilla, o milanesas de nalga con puré, o estofado con carne y salchicha parrillera acompañando unos fideos caseros o unos ñoquis de papa. En nuestra casa se comía abundante y casero porque mamá y papá eran apasionados de la cocina. Podríamos decir que el placer por comer se nos dio fácil, aunque aprender a cocinar nos costó un poco más.

Si uno está acostumbrado a comer rico y fatto in casa, no puede vivir a delivery o conformarse con cenar cualquier cosa. Aprendimos –tuvimos que aprender– a cocinar en cuanto abandonamos el nido. Más tarde, cuando nos hicimos veganas –casi al mismo tiempo las tres hermanas– el mundo y la cocina se nos pusieron patas para arriba. ¿Cómo haríamos una tortilla? ¿Una milanesa? ¿Una tarta? ¿Cómo preparar medialunas? ¿Tendríamos que decirle adiós para siempre a los bizcochitos de grasa? ¿A la pizza? ¿A las empanadas? ¿Adiós al flan? ¿Chau, mousse de chocolate? ¡No! Poco importan los motivos por los que uno se hace vegano: si te resulta un sacrificio, de seguro será insostenible. Y ninguna de las tres estaba dispuesta a negociar el comer rico. Así fue como, de a poco, empezamos a “veganizar” los platos que ya conocíamos y que nos reconfortaban el alma; introdujimos algunos nuevos y decidimos volcar nuestras ideas en este blog.
Hola Vegan

Latest posts by Hola Vegan

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.