Ejercicio de respiración para reducir la ansiedad

Cuando la ansiedad comienza a jugar un rol importante en nosotros y nos empieza a preocupar, uno de los mejores remedios es la respiración!

La ansiedad es una respuesta, un especie de defensa de nuestro organismo frente a distintos estímulos que son una amenaza o molestos para nosotros. Dichos estímulos pueden ser creados por imágenes, ideas, pensamientos, etc… Esto provoca un sentimiento de tensión que nos mantiene alertas y preparados para enfrentar esa posible amenaza.

Todos en algún momento sufrimos de ansiedad o estrés, aunque todos lo sobrellevamos de diferentes maneras. Existen muchas maneras de encarar situaciones de este tipo: con meditación, medicaciones y hasta con algún viaje para poder relajar. Sin embargo, lo que no nos damos cuenta muchas veces, es que hay una manera mucho más simple, nuestra propia respiración.

En Yoga se trabaja con la respiración desde hace mucho tiempo, buscando controlar las posturas del cuerpo y el estado de nuestra mente. Estas prácticas que llevan adelante los yoguis se denominan Pranayamas, que tienen como objetivo principal encontrar la calma. Aunque muchas veces no le prestamos atención, la respiración nos ofrece un montón de beneficios.

Cuando nos encontramos en un estado de ansiedad, naturalmente tendemos a respirar más rápido, lo que conduce a una acumulación de oxígeno en el torrente sanguíneo y a una disminución de dióxido de carbono. Esto genera un desequilibrio en la nivel de pH y puede provocar espasmos musculares, náuseas e irritabilidad.

Como siempre decimos, hay que tener mucho cuidado. El control de nuestra respiración puede ser de gran ayuda para reducir la ansiedad, pero no en todos los casos es totalmente efectivo. Es por eso que recomendamos consultar siempre con un profesional antes de tomar una decisión.

 

Ejercicio de respiración para reducir la ansiedad

Este ejercicio se puede realizar en cualquier momento y en cualquier lugar, aunque siempre es recomendable buscar un ambiente agradable en el que nos sentimos cómodos y con ropa cómoda.

Lo primero que tenemos que hacer es concentrarnos en nuestras exhalaciones e ir alargándolas gradualmente. Por ejemplo, si una exhalación dura 4 segundos, primero alargala a 5, luego a 6, y así muy lentamente hasta que encuentres la longitud con la que sientas que tu nivel de ansiedad se está reduciendo.

Una vez que hayas logrado aumentar la longitud de tus exhalaciones, empezá a prestarle atención al sonido que se produce cada vez que las realizás. Te vas a dar cuenta que se percibe una especie de suspiro. El desafío está en conseguir que ese sonido sea lo más suave posible desde el principio hasta el final de cada exhalación. Al igual que con la longitud, hay que ir trabajándolo de a poco y de manera gradual.

Lo ideal es repetir todo este ciclo durante 10 o 15 minutos por día hasta que salga de forma natural.

En definitiva, es cuestión de práctica, de constancia. De esta manera vas a poder reducir tus niveles de ansiedad.

Además: ¿Sabias que la respiración es una de las fuentes más importantes de energía?

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.