Cómo reducir el estrés y la ansiedad

El estrés es un mal que actúa en silencio y que puede tener consecuencias en nuestra salud causando enfermedades y trastornos físicos y psicológicos. Yo lo he experimentado en carne propia.

El estrés es un mal que desgraciadamente sufre o ha sufrido gran parte de la población incluida yo. Más que una enfermedad, es un estado de fatiga que se manifiesta a través de una serie de trastornos físicos y psicológicos consecuencia directa de la sociedad en la que vivimos.

Diariamente estamos sometidos a exigencias y presiones a las que tarde o temprano no somos capaces de dar respuesta. Y aunque normalmente lo relacionamos a un estado de fatiga crónica, física y psíquica, provocada por exceso de trabajo, alteraciones emocionales o ansiedad; va mucho más allá. En primera instancia se relaciona con los procesos de adaptación a las demandas y estímulos de nuestro entorno.

Es un mal que actúa en silencio y que puede tener consecuencias en nuestra salud causando enfermedades y trastornos físicos y psicológicos como:

  • Trastornos cardiovasculares (hipertensión arterial, taquicardias o enfermedad coronaria)
  • Trastornos respiratorios (asma bronquial o hiperventilación)
  • Trastornos gastrointestinales (úlcera péptica, colitis ulcerosa y estreñimiento)
  • Trastornos dermatológicos (sudoración excesiva, pérdida de cabella, acné y dermatitis)
  • Trastornos musculares (tics, temblores, contracturas)
  • Trastornos sexuales (impotencia, eyaculación precoz, coito doloroso, alteraciones del deseo, disminución de fertilidad y menstruación irregular)
  • Obesidad y sobrepeso.
  • Miedos, fobias, depresión, trastornos de la personalidad, conductas obsesivas y compulsivas.
  • Insomnio
  • Trastornos cognitivos, como incapacidad para la toma de decisiones, dificultad para concentrarse, olvidos frecuentes e irritabilidad.

Yo misma he sufrido estrés y no era consciente de ello. En mi caso me produjo un desajuste hormonal cuyos síntomas fueron una erupción de acné en la zona de la barbilla y pecho e hinchazón en la zona abdominal.
Sabía que por mucho que me tratara el acné con miles de cosméticos o mejorara mi dieta para reducir ese hinchazón, el problema no iba a mejorar si no cambiaba algo dentro de mí.

Con lo cual hice algunos cambios en mi estilo de vida que me ayudaron mucho a combatirlo y ha prevenirlo y que me gustaría compartir con vosotros:

1. Salir a caminar o a correr.

Preferiblemente por la playa, el parque o en cualquier lugar en el que puedas estar en contacto con la naturaleza, ya que la naturaleza no consume tu atención y trasmite tranquilidad. A demás la luz solar hace que tu cuerpo libere unas sustancias que te pone de buen humor. (Ya sabéis por qué empecé a correr)

2. Hacer ejercicio.

El ejercicio es la medicina para casi todo. Después de hacer ejercicio el cuerpo libera una serie de hormonas como la serosonina, dopamina y endorfinas, responsables de esa sensación de bienestar que sentimos post-ejercicio.

3. Dormir, dormir y dormir.

Todos sabemos que el estrés puede hacer que pierdas el sueño pero desafortunadamente, la falta de sueño también es una causa de estrés. Este círculo vicioso hace que el cerebro y el cuerpo pierdan el control. Asegúrate de dormir de siete a ocho horas de sueño. Haz un pequeño ritual antes de ir a dormir,  apaga el televisor un poco antes, apaga las luces y date unos minutos para relajarte antes de acostarte. Puede ser el eliminador de estrés más efectivo esta lista.

4. Reír.

Busca cosas o rodéate de personas que te hagan reír. La risa libera endorfinas que mejoran el estado de humor y reducen los niveles de cortisol.

5. Respirar profundamente.

Busca unos minutos todos los días para hacer unas respiraciones profundas. Siéntate en una silla con los pies apoyados en el piso, las manos en la parte superior de las rodillas y cierra los ojos. Inhala lenta y profundamente, concentrándote en tus pulmones mientras se expande completamente tu pecho. La respiración profunda oxigena la sangre y despeja tu mente.

6. Estar agradecidos.

Desarrollar una actitud de gratitud es una forma de pensar positivamente, eliminando los pensamientos negativos de tu vida, y por lo tanto reduciendo el estrés. Hay que aprender a estar agradecido por lo que se tiene, por las personas en nuestra vida, y verlo como un regalo. Ha que aprender a ver más lo que tenemos y no lo que no tenemos o nos gustaría tener.  Con esta perspectiva de vida, el estrés disminuirá y la felicidad aumentará.

7. Escuchar música.

Si te sientes abrumado por una situación estresante, intenta tomarte unos minutos para escuchar música relajante. Esto puede tener un efecto positivo en el cerebro y el cuerpo y puede disminuir la presión arterial y reducir el cortisol.

8. Comer saludable.

Los niveles de estrés y una dieta adecuada están estrechamente relacionados. Cuando nos sentimos agobiados o con ansiedad por una situación, a menudo nos olvidamos de comer bien y recurrimos a alimentos grasos y azucarados como una manera de consuelo. Esto es lo que se llama “comer emocionalmente” y la mayoría de las veces está ligado a aumentos de peso. En estas situaciones es recomendable ingerir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como las nueces; o tomar una infusión relajante, como la manzanilla, la valeriana, etc… Pueden reducir los síntomas del estrés.

9. Sustituir el café por el té.

Intenta sustituir el café por el té ya que una gran dosis de cafeína causa un aumento a corto plazo en la presión arterial. El té tiene menos de la mitad de la cafeína del café y contiene antioxidantes saludables, así como teanina, un aminoácido que tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso.

10. Practicar “Mindfulness” o vivir el momento presente.

Es una practica que te ayuda a tomar conciencia del presente y del ahora. Puede ayudar a combatir los efectos inductores de ansiedad y del pensamiento negativo y puede ayudar a aumentar la autoestima.

11. Aprende a decir No.

Es cierto que hay muchos factores estresantes que no están bajo tu control pero algunos sí. Toma el control de las partes de tu vida que puedes cambiar y que te están causando estrés y una forma de hacer esto puede ser decir “no” más a menudo, concretamente en situaciones cuando estás asumiendo más de lo que puedes manejar. Ser selectivo con respecto a lo que se asume, y decir no a lo que aumentará innecesariamente tu carga, puede ser un buen comienzo para reducir tus niveles de estrés.

Paula Salort

Paula Salort

Bienvenido a Paula Vegan Life, para los que no me conocen mi nombre es Paula Salort Orpi, modelo internacional y periodista.
Crecí en un pueblecito llamado El Vergel, en provincia de Alicante. Desde siempre he sido una apasionada de la cocina, de la nutrición y del bienestar.
En el 2013 empecé a adentrarme en el maravilloso mundo vegano y descubrí un estilo de vida y alimentación que me hacía sentir bien conmigo misma, me llenaba de energía y era respetuoso con la naturaleza y con los animales.
Mi intención es acercaros a este increible y desconocido mundo y desmostraros lo deliciosa, sana y nutritiva que puede ser la comida vegana.
A demás, compartiré mi pasión por el deporte, la vida sana y mis experiencias personales como vegana.
Paula Salort
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.