Alimentos para lucir una piel fantástica

Así como nos ocupamos de la depuración de los distintos órganos del cuerpo, la piel requiere cierta atención especial para lucir fantásticamente. Aquí los alimentos que tu piel necesita.

Esto refiere tanto a los cuidados externos como desde lo interno, consumiendo alimentos que favorezcan la regeneración de la piel aportándole un mejor aspecto visual y táctil.

Aunque no lo tengamos tan presente, la salud de la piel está íntimamente relacionada al buen funcionamiento de los órganos de depuración como lo son el hígado fundamentalmente, el intestino y los riñones. Siendo así, si la sangre que une a todos los órganos está oxigenada y es nutritiva, el aspecto de la piel será inmejorable.

La piel recibe los nutrientes a través de la sangre y esa constante renovación celular requiere de un gran aporte de sustancias entre las que se destacan: el agua, las vitaminas A, B y C, las proteínas y los ácidos grasos insaturados. Esto preparará a tu piel para sus andares cuando la exponemos al aire acondicionado, calefacción, frío, sol, humedad, calor y demás vericuetos climáticos por los que atraviesa, todo el año.

AGUA

El cuerpo vive en permanente recambio de fluidos y el agua es esencial para lograr vitalizarlo y detoxificarlo, por lo que será recomendable incluirla abundantemente. Si bien las frutas, las ensaladas, infusiones y caldos aportan gran cantidad de líquidos, es conveniente acostumbrarse a beber agua y no otro tipo de bebidas mucho menos las industrializadas ya que la gran mayoría contiene sustancias que perjudican notoriamente la piel como aditivos, edulcorantes, colorantes, ácidos y demás conservantes. Si bien es “vox populi” que un adulto sano debe beber al menos 2 litros diarios, últimas fuentes recomiendan tomar como referencia el color de la orina incorporando más líquidos si ésta es muy oscura o reduciendo la cantidad si es demasiado clara o transparente.

VITAMINA A y CAROTENOS (formadores de vitamina A)

Su principal función en la piel es evitar que se agriete y favorecer la barrera contra los microorganismos, debido a que ayuda a conservar los epitelios y las mucosas. Una fuente importante de carotenos son todas las frutas y las verduras, sobre todo de colores verde, rojo y naranja intensos las que, a su vez, son contenedoras de gran cantidad de agua.

VITAMINA B

Su principal función en la piel es evitar la sequedad y trastornos como la dermatitis. Una fuente importante de esta vitamina se encuentra en la levadura nutricional, el germen de trigo y todos los cereales integrales.

VITAMINA C

Su principal función en la piel es intervenir en la síntesis de colágeno para evitar la aparición temprana de arrugas y falta de elasticidad. Una fuente importante de esta vitamina está en los cítricos, kiwi, frutillas (fresas), moras, arándanos, tomates y pimientos.

PROTEÍNAS

Su principal función en la piel es la regeneración celular y evitar su fragilidad. Si bien los animales y sus derivados lácteos aportan proteína, a su vez son de mucha más carga tóxica que las vegetales, y “ensucian” la sangre y los órganos con sus desechos, por lo que la tendencia es consumir más cantidad de proteínas de origen vegetal como los germinados, lentejas, porotos (alubias), garbanzos, habas, nueces, almendras, maní, tofu firme y demás derivados (leches y yogures vegetales) de semillas oleaginosas.

ACIDOS GRASOS INSATURADOS

Su principal función en la piel, junto con el agua, es la de mantener la humedad que es lo que contribuirá en el adecuado espesor de la misma. La fuente más importante de estos ácidos son el aceite de oliva de primera prensada en frío, las aceitunas negras (olivas maduras), semillas de chia y linaza, palta (aguacate) y toda la variedad de frutos secos (no fritos ni salados) como nueces, almendras, pistachos, maní y castañas.

 

MODELO DE MENÚ PARA INCLUIR FÁCILMENTE ESTOS ALIMENTOS

  • Desayuno: 1 vaso de exprimido de cítricos con una cucharada de germen de trigo y semillas de chía activadas (hidratadas previamente) + tostada de pan integral untada con hummus y miel de arroz.
  • Almuerzo: Ensalada completa de berro (canónigos), zanahoria rallada, arroz yamani y arvejas (guisantes) aliñada con sal marina no refinada, limón y aceite de oliva.
  • Merienda: Ensalada de frutas frescas con puñado de maní.
  • Cena: sopa concentrada casera de calabaza + salteado de verduras y lentejas con levadura nutricional espolvoreada.
  • Entre horas: abundante cantidad de líquidos, especialmente agua. Sobre todo 1 litro del especial que llamo “Limonada terapéutica”: 1 litro de agua + 1 o 2 limones exprimidos + 1 cucharadita de bicabonato de sodio. Mezclar y consumir durante el día, por lo menos 21 días seguidos.

 

Patricia Robiano

Patricia Robiano

Nutricionista at Patricia Robiano
Licenciada en Nutrición (Bs.As. UBA – M.N.3158)
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética (ESPAÑA)
Técnico Superior en Coaching Personal (ESPAÑA)
Postgrado en Psicología Vincular-Familiar (Bs.As.) y actualmente integrando a mis conocimientos Psicología Social y Psicoanálisis.
Autora del libro “Mentes Delgadas, Cuerpos Saludables de autoayuda en el adelgazamiento”, y del libro “Puesta a Punto” de cuatro semanas para una depuración cuerpo-mente, ed. Urano.
Directora de www.patriciarobiano.com.ar donde se nuclean actividades sobre Salud Consciente.
Miembro de la AADYND (Asoc. Arg. de Nutricionistas) y de la SATF (Soc. Arg. de Terapia Familiar).
Escritora y Conferencista Internacional
Colaboradora en medios radiales, gráficos y televisivos de Argentina y España.
Patricia Robiano
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.