El anís: una hierba con muchas propiedades

Tanto medicinales como estéticas, el anís tiene todas las cualidades para convertirse en nuestro aliado.

Todos han probado el anís alguna vez, sea directamente desde la semilla, estrellado o en polvo como especia para condimentar alguna preparación. Pero no todos conocen sus beneficios.

El anís es una hierba originaria del suroeste de Asia y la cuenca mediterránea oriental, de sabor similar al hinojo y el regaliz. Utilizada inicialmente por romanos, chinos y egipcios para luego ser difundida por todo el mundo por sus propiedades, la misma suele ser aprovechada como especia y también como planta medicinal. ¿Cuáles son esos beneficios principales?

1 – Es un buen digestivo que colabora con la regularidad del organismo: además de ser antiespasmódico, limita la fermentación de bacterias en estómago e intestinos reduciendo la distensión abdominal.

2- Ayuda a mejorar el sistema inmunológico y por lo tanto a combatir gripes.

3 – Es anti-inflamatorio.

4 – Ayuda a expectorar aflojando los fluidos de los pulmones.

5 – Fuente de linalol y la vitamina C, funciona como antioxidante natural.

6 – Sus propiedades sedantes ayudan a conciliar el sueño y a calmar los nervios.

Utilizar esta maravillosa hierba en cantidades adecuadas no supone riesgos salvo en caso de alergia a la planta o a alguno de sus componentes activos. Sin embargo muchos aún no se animan a probarla por no saber cómo aprovecharla.

Entonces, ¿cómo se utiliza el anís?

-Una opción es hirviendo una pieza en un líquido de tu elección a fuego lento. También puedes hacerlo en algún plato de cocina para aprovechar su sabor o realzarlo.

-Quizás la alternativa más sencilla sea en forma molida para adobar carnes o condimentar salsas. Muchos juran y perjuran además, que tomar una pizca de anís molido en un sorbo de agua es un remedio infalible para eliminar el hipo.

-Por último puedes aprovecharlo en forma de aceite para incluir en una infusión, aunque últimamente y cada vez con más frecuencia, su aceite se está utilizando con fines estéticos. Así, muchas mujeres lo incorporan en sus tratamientos capilares ya sea diluido en agua o mezclado en el baño de crema de su preferencia. Otra buena opción es incluirlo dentro de mascarillas especiales como remedio natural anti-arrugas por sus propiedades sedantes.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Estás lista para probarlo en tus rituales de belleza?

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.