Estar protegido del sol y bronceado parecen dos ideas opuestas, pero no lo son necesariamente. Aquí van mis tips para lograr ambas cosas!

Llega el verano y deseamos estar bronceadas pero sin lastimarnos la piel. En lo personal, me gusta sentir el sol pero no soy de las personas que se duermen bajo el pleno rayo.

Sí, hay que cuidarse del sol no solamente cuando estamos en la playa, sino todos los días. Salimos a la calle y aunque no nos demos cuenta, estamos expuestos a los rayos ultravioletas.

Quizá siendo joven no te das cuenta de lo importante que puede ser el uso de protección solar o algún que otro cuidado que le puedas brindar a tu piel. Hoy no vas a notar grandes cambios pero en un futuro, tu piel te lo agradecerá.

Hay que pensar que todo el cuidado y buenos tratamientos que le brindemos hoy a nuestra piel, son para llegar mejor a un futuro. Luego de unos años, nuestra piel se va deteriorando pero sí durante ese proceso la cuidaste, se verá mucho mejor.

Es bueno saber que el efecto más beneficioso del sol sobre nuestro organismo es la síntesis de la Vitamina D. El cuerpo sólo necesita unos minutos de sol para obtener la dosis necesaria de esta vitamina. Luego, todo al resto del sol que queramos o elijamos exponernos, ya es por gusto personal.

Con respecto a los protectores solares, yo elijo aquellos que tengan la menor cantidad de aceite posible y si se los consigue, protectores solares de marcas que trabajen la piel con elementos orgánicos y sin tantos químicos.

Hoy comparto con ustedes los tips más básicos y fundamentales, para la semana que viene les prometo algunos tratamientos para la piel luego de tomar sol.

• El protector solar depende de la tonalidad de tu piel. Cuanta más blanca sea tu piel, mayor debe ser la pantalla de protección solar.

• Con respecto a la vestimenta, siempre es preferible utilizar camisas holgadas, colores claros, sombreros y lentes de sol.

• Si tu deseo es estar bronceada todo el verano, hay que hacerlo de manera gradual y respetando el tiempo de tu piel. Siempre de a poco y con protección solar. Sí sos consciente del proceso de bronceado, no debería de haber daños.

• Siempre que podamos evitar el contacto innecesario sin protección adecuada con el sol, mejor. Recuerden que los rayos ultravioletas penetran hasta el vidrio y es por eso que dañan nuestra piel.

• Siempre tomar agua y jugos naturales. Una buena hidratación es fundamental, antes, durante y luego del bronceado.

Los espero la semana próxima con 4 mascarillas regeneradoras para enfrentar los efectos del sol sobre la piel. Hasta entonces!

Lucila Godoy

Lucila Godoy

Lucila Godoy

Es fotógrafa, modelo y futura locutora. Fundadora de RARE , estudio de fotografía y estética gastronómica. Hoy reside en Buenos Aires en búsqueda constante de nuevas creaciones vinculadas con sus carreras de modelo y fotógrafa.
Lucila Godoy

Latest posts by Lucila Godoy

No Comments Yet

Comments are closed