Cuidados naturales para la piel

Ideas naturales para que tu piel se vea radiante sin necesidad de invertir en productos empaquetados.

El cuidado de la piel es una tarea de todos los días. No existe manual que explique paso a paso cómo hacerlo porque cada persona es diferente, expone su piel a factores distintos y se alimenta a su propia manera. Y si bien cuando nos encontramos frente a todas las opciones que nuestra farmacia nos ofrece tendemos a dar por sentado que los productos de mayor valor son los mejores, esto no siempre es así.

¿Por qué no ir un paso más atrás? Quizás la alternativa más saludable y efectiva para el cuidado de la piel en general y del cutis en particular, sea volver a los elementos naturales y dejar a un lado los industrializados. Menor gasto, mejores resultados. Todo cierra.

Exfoliantes hechos en casa con azúcar o carozos procesados y aceites naturales son los ejemplos más sencillos que se nos vienen a la mente. Pero hay mucho, muchísimo más. Te acercamos 3 propuestas para que pruebes cuál se adapta mejor a tu rutina del cuidado de la piel.

Primero lo primero: limpiar y desintoxicar

¿A quién no le gusta sentir el rostro fresco luego de una limpieza? Tal vez el jengibre sea una de las alternativas más indicada para higienizar la piel y cuidarla del acné y la pérdida de elastina. Puedes hacer una mascarilla con este producto en muy poco tiempo tan solo combinando jengibre rallado o en polvo, una cucharadita de miel y algunas gotitas de limón. Se aplica en la zona, dejándolo actuar hasta 20 minutos y se aclara con agua tibia. Puedes realizar esta limpieza un par de veces por semana, y verás las diferencias.

Segundo paso: hidratar

Una de las plantas más sencillas de encontrar y que mejores resultados brinda teniendo en cuenta el bajo porcentaje de personas alérgicas a la misma es el Aloe Vera. Herramienta clave en la rutina de belleza de Cleopatra, es super práctico porque se utiliza directamente sobre la piel: tan solo se corta un gajo longitudinalmente y se aplica. Los resultados son muy evidentes: vuelve a la tez radiante e iluminada, actúa como antiinflamatorio en casos especiales como los de rosácea o alguna reacción alérgica, hidrata y nutre los tejidos.

El tercer y más temido paso: evitar la arrugas

Como ya hemos visto en notas anteriores, el anís es una excelente opción para evitar esas líneas de expresión que tanto nos preocupan. Otra alternativa es recurrir al aguacate (palta), especialmente si tienes piel seca. Por las grandes cantidad de vitaminas y minerales que guarda en su interior, y más especialmente por ser una gran reserva de vitamina E, desacelera el proceso de envejecimiento y disminuye los efectos dañinos de la exposición al sol. Puedes preparar una mascarilla procesando media pieza y emulsionando con aceite de coco o con leche. La dejas actuar hasta 15 minutos y luego la retiras. Hidratante, antiarrugas y antimanchas: tres en uno.

Estas son algunas de las tantas variantes naturales a las que todos tenemos acceso para el cuidado de nuestra piel. De nosotros depende poner en marcha nuevos rituales y analizar el resultado. ¿Estás listo?

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.