Silicona y sulfatos en productos capilares

Dos sustancias que a simple vista parecen aliados del cuidado capilar pero que analizados en detalle es mejor evitar.

Elegir un producto para el cabello. ¡Esa es la cuestión! Muchas nos decidimos por el perfume, otras tienen en cuenta la textura, algunas el packaging o las recomendaciones de amigas. Casi por cuestiones del azar o de la intuición, terminamos llevando aquella botellita que a veces hace maravillas, y otras no tanto. ¿Cuántas veces les ha pasado que durante los primeros días de uso los efectos son increíbles pero con el tiempo, ya nada genera el resultado inicial?

Lo más importante: leer

La clave de todo, tal como sucede con los productos alimenticios, está nada más y nada menos que en la etiqueta. Normalmente las largas listas de ingredientes tienen una relación inversamente proporcional con los resultados que producen. Y para hablar más puntualmente, sulfatos y siliconas tienden a ser las criptonitas que tanto nos atraen inicialmente para luego jugarnos una mala pasada.

Los sulfatos suelen encontrarse más comunmente en shampoos por ser excelentes para generar esa espuma que tanto nos gusta y limpiar en profundidad. Sin embargo este “detergente” también puede generar irritación y hasta deshidratar el cuero cabelludo según el caso.

Respecto a las siliconas (más reconocibles por el sufijo “siloxano” entre otros), suelen generar un brillo y consistencia excepcional pero tienen la desventaja de “acumularse” en la fibra capilar dificultando su oxigenación y resecándola a largo plazo. Esto por supuesto también significa que actúan como “barrera” que no deja pasar otras sustancias nutritivas que repongan el cabello e inclusive oxigenarlo nuevamente. Encontramos siliconas normalmente en acondicionadores, ceras y productos anti-frizz.

Por todo esto, siempre vale la pena “desintoxicarse” de estas sustancias. Es un proceso que requiere de mucha paciencia porque durante las primeras jornadas en las que se deja de utilizar este tipo de productos, el cabello tiene a perder su brillo y suavidad. Pasados los primeros 10 días, sin embargo, observaremos una mejoría exponencial en su apariencia, mostrándose más sano, luminoso y dócil.

Tengan en cuenta que no todos los sulfatos y siliconas actúan de esta forma, pero sí muchos. Así que la próxima vez que se encuentren frente a la góndola de productos para el cabello, ya saben: tomen 5 minutos para leer y elegir con inteligencia. El resto es aplicar, dejar reposar y aclarar.

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant

Latest posts by Green Vivant

Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.