¿Cuándo iniciar la alimentación complementaria?

Entérate cuándo es el mejor momento para iniciar la alimentación complementaria en los más pequeños y cuáles son los riesgos de hacerlo antes de tiempo.

Se desespera…¿puedo darle algo? ¿Por qué no empezar la alimentación complementaria antes de los 6 meses?

Para los bebés somos fantásticos. Como cuidadores adultos los hacemos sentir bien al sonreírles, al acariciarlos, al saciar su hambre, al cambiarles los pañales. Todo lo que hacemos delante de ellos es fascinante; es un mundo de movimientos, colores, aromas, texturas y sensaciones.

La leche materna (o de fórmula si es necesario) cubre la mayor parte de las necesidades nutricionales durante el primer año de vida, por lo que la alimentación complementaria es eso: COMPLEMENTARIA. Un momento para descubrir y disfrutar.

Los bebés nos miran y quieren imitarnos, incluso a nuestra hora de comer. Eso no quiere decir que «tengan hambre» o que «deseen comida». Quiere decir que somos su ejemplo y nos imitan. Inclusive algunos hacen movimientos simpáticos al estilo «masticar».

Sin embargo, los adultos somos nosotros y tenemos la responsabilidad de tomar decisiones sobre la salud de los chicos.

Respetar los tiempos

¿Le puede hacer mal iniciar la alimentación complementaria antes de los 6 meses? La respuesta es SÍ, puede ser nocivo a corto y largo plazo.

Entre otras cuestiones no lo recomendamos porque:

  • Aumentan las posibilidades de atragantamiento, no importa si hacemos BLW o papillas, dado que la maduración motriz para el inicio de la alimentación complementaria no suele estar completa hasta mínimo los 6 meses
  • Aumentan las posibilidades de gastroenteritis e infecciones respiratorias, por inmadurez intestinal y por riesgo de aspiración
  • Puede interferir con la absorción de hierro y otros nutrientes
  • Se sustituyen cantidades de leche por alimentos menos nutritivos (100 grs. de puré de zapallo tienen MUCHAS calorías y nutrientes menos que 100 ml de leche materna o formula)
  • Aumenta el riesgo de alergias alimentarias por exposición muy temprana a los alergenos
  • Se estudió que aumenta el riesgo de obesidad y diabetes tipo 1
  • Puede llevar al destete precoz

Hace años, se iniciaba a dar de comer a los 3-4 meses. Con nuevos estudios estos tiempos se han revaluado y se llegó a la conclusión de que, por las cuestiones citadas, puede ser peligroso.

La edad mínima de inicio de alimentación complementaria hoy por hoy está planteada en 6 meses (quién sabe qué dirán los próximos estudios…). A esta postura adhiere la Organización Mundial de la Salud.

La leche materna o de fórmula cubre casi todos los requerimientos hasta el año. No hay apuro. Es parte de nuestra responsabilidad ante su salud respetar los tiempos de los niños y no querer apurarlos por nuestra propia ansiedad.

Sabrina Critzmann

Sabrina Critzmann

Médica pediatra formada en la Universidad de Buenos Aires y en el Hospital Pedro de Niños Pedro Elizalde (ex Casa Cuna). MN 148279. Puericultora en formación. Consultora en Porteo Ergonómico. Mamá.
Sabrina Critzmann

Latest posts by Sabrina Critzmann

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.