Porqué empezar a usar velas naturales, ¡además la receta para hacer velas con cera de abeja!

Las velas naturales no emiten ningún tóxico al aire que respiramos. Además, como se combustionan más despacio, duran más tiempo encendidas.

Nada más lindo que recibir el calor y la luz de una vela en nuestra casa. Pero aunque no lo creamos o nos parezca ridículo, las velas que compramos pueden contaminar el aire que respiramos. Es por eso que, si hacemos velas naturales, además de decorar el ambiente, mejoramos la calidad del aire.

 

Desventajas de usar velas de parafina

¿Sabías que las velas de parafina que compramos comumente están hechas de cera a base de petróleo?

  • Su combustión emite vapores y gases dañinos para la salud.
  • Algunas velas se hacen con mechas que contienen plomo, que cuando se quema se libera en el aire y se deposita en las superficies del ambiente.
  • Largan un hollín negro similar al de automóviles o motores, que es un residuo tóxico poco recomendable para respirar.
  • Las velas de parafina perfumadas están sometidas a procesos químicos, lo que agrava aún más los efectos perjudiciales para la salud.
  • Esta cera alcanza temperaturas más elevadas de lo normal, (punto de fusión entre 70ºC y 80ºC), lo que puede provocar quemaduras graves.
  • Una vez que se calienta, los niveles de CO2 en el ambiente aumentan considerablemente.

 

Lo bueno de hacer velas naturales

Es por todas estas razonas que, si no querés preocuparte, te recomendamos dejar las velas de parafina de lado para comenzar a hacerte amigo/a de las velas naturales. Estas, por ejempo, no emiten ningún tóxico al aire que respiramos y, como se combustionan más despacio, duran más tiempo encendidas. Las ceras con las que se elaboran las velas naturales, al revés de las de parafina, tienen un punto de infusión bajo, lo que reduce ampliamente el riesgo de quemaduras.

Otro detalle que no tiene nada que ver con la salud pero que vale la pena destacar es que, como emiten muy poco hollín, no manchan los muebles ni las paredes, y en caso de que se derrame es muy fácil de limpiar.

En conclusión, nos podemos dar cuenta que las velas naturales nos traen muchos más beneficios que las velas de parafina. Las primeras resultan ser más económicas, no contaminan, son limpias y súper fáciles de hacer.

Una de las velas naturales más populares y que más se utiliza es la vela natural de cera de abeja.

 

Receta para vela natural de cera de abeja

Ingredientes

  • 1 taza y 1/2 de cera de abeja picada.
  • 1 taza y 1/2 de aceite de palma orgánico o manteca.
  • Recipientes de vidrio para las velas.
  • Mecha de algodón trenzado.
  • Una balanza pequeña para pesar los ingredientes.
  • Pinchos de madera cortados al medio o lápices (para mantener las mechas en su lugar).
  • Papel de diario.
  • 1 taza grande con medidor en la que se puedan derretir ingredientes.

Procedimiento

  1. Derretir la cera de abejas a fuego medio. (No la calientes a fuego alto porque podría encenderse.)
  2. Mientras que la cera de abejas se está derritiendo, cortá las mechas (tienen que ser por lo menos un poco más altas que las jarras que vas a usar). Una vez que la cera de abejas comience a derretirse, con mucho cuidado sumergí una mecha cortada en la cera. Después de sumergirla, sacala y colocala en una hoja de periódico, sosteniendo un extremo con los dedos y sosteniendo el otro extremo con un pincho y tirando suavemente de él. Repetilo con todas las mechas y luego dejalas secar.
  3. Agregale el aceite a la cera de abeja y revolvé un poco mientras se derrite.
  4. Una vez que la mezcla esté completamente derretida, revolvé cuidadosamente con un pincho. Volcá aproximadamente ½ pulgada de cera caliente en el fondo de un frasco, y poné una mecha en el centro del frasco que apenas toque el fondo. Sostené la mecha en su lugar hasta que la cera se endurezca lo suficiente para que la mecha quede firme.
  5. Colocando un pincho en la parte superior de cada tarro, envolvé suavemente la mecha alrededor del pincho, asegurándose de que está colocada en línea recta. Una vez que las mechas estén aseguradas, terminá de tirar cera caliente en cada frasco, dejando un poco de espacio en la parte superior. Dejar enfriar y endurecer durante 12 o 24 horas aproximadamente.
  6. Cortá las mechas, dejándolas ¼ – ½ pulgada de largo sobre la superficia.
  7. ¡Disfrutá de tus velas nuevas!

Estas velas hechas a mano son el regalo perfecto para compartir con amigos y familiares!

Green Vivant

Green Vivant

Donde quiera que te encuentres Green Vivant puede ayudarte a tomar el primer paso hacia una vida más natural, saludable y consciente.
Green Vivant
Sin comentarios aún ¡se el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicacada.