Hasta que Starbucks le puso el canchero nombre de frapuccino, la gente se sorprendía al ver a Maná tomar café helado de esta forma. Hoy que se popularizó, nos enseña a preparar sus hielos de café, caseros, sencillos y en honor a su abuelo Camilo.

Dicen que mi bisabuelo tomaba el café frío, y como lo que se hereda no se roba (espero que aplique el dicho) a mí siempre me gustó tomarlo así en épocas de calor, porque no sólo evita la infusión caliente, sino que además es bastante refrescante.

Cuando era chica, papá nos despertaba con una taza de café con leche muy caliente que, cuando nos la traía a la cama, con los ojos todavía entrecerrados parecía mucho más rica. De más grande, acompañando el diario, y en la era tecnológica, revisando los primeros mails de la mañana, la leche con café fue siempre un infaltable en mis mañanas. Hasta que El arte de vivir me ayudó a comprobar que no era necesidad sino costumbre, no podía empezar mi día sin mi taza de leche con café: 1 taza grande con leche caliente hasta el tope, nada de agua, 1 cucharada de café instantáneo y 1/2 de azúcar. Todas las mañanas lo mismo.

Como el calor no es mi aliado, cuando la presión baja, en vez de caliente, prefiero tomarlo frío y con hielo. Muchas veces tenía que disolver antes el café en una tacita de agua porque al estar fría la leche no se terminaba de integrar y quedaban granos amargos. Con los hielos soluciono todo y además es la ley del menor esfuerzo: ni siquiera tengo que revolver, sirvo leche, hielos, espero un ratito y listo!!!

Esto casi no lleva receta: depende mucho del gusto de cada uno. Les cuento mi paso a paso.

·  Preparar café a gusto (sin leche, sólo con agua). Es recomendable preparar un café fuerte y luego usar la cantidad de hielos a gusto

·  Llenar una cubetera, preferentemente destinada únicamente a este fin ya que el plástico tiende a tomar color y olor. Reservar en el freezer hasta que solidifique.

·  Al momento de usar los cubitos, llenar una taza con leche fría y verter la cantidad de hielo según como tomen el café.

·  Esperar unos segundos y servir.

Mana

Desde GreenVivant, los invitamos a probar esta receta acompañada con leches vegetales, que resulta igual de sabrosa o aún más!

 

Mana Le Calvet

Mana Le Calvet

Dos cucharadas es un espacio pensado para que te animes a intentarlo, porque es fácil cocinar si se sigue una receta.
Mana Le Calvet

Latest posts by Mana Le Calvet

No Comments Yet

Comments are closed